martes, 13 de agosto de 2013

A veces, José Ángel Buesa




A veces se ilumina lo que es sombra, otras veces 
lo que es noche perpetua para mi pensamiento, 
y sé cómo coinciden las aves y los peces, 
los hombres y los árboles, la eternidad y el viento.


Pero también a veces la noche se ilumina 
con el relámpago triste hasta lo más lejano; 
y no comprendo entonces el rencor de la espina, 
ni los pozos sin agua, ni los surcos en vano. 


Y así es mejor ser ciegos, vagar en las tormentas 
y olvidar las preguntas que nadie nos responde; 
y seguir en las sombras, peregrinando a tientas 
sin saber hasta cuándo, ni por qué, ni hasta dónde. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada