sábado, 27 de febrero de 2016

Todo lo que yo quisiera de ti, Julio Cortázar



Todo lo que yo quisiera de ti, son esas cosas cotidianas, el olor de tu cuerpo, saber lo que piensas de cualquier cosa, de ti, de mi, de nuestro entorno. 

Que mires más allá de mi apariencia física, que me recuerdes con pasión, y que el placer que juntos inventamos sea otro signo de la libertad.



domingo, 7 de febrero de 2016

No puede ser que estemos aquí para no poder ser ... Cortázar




Y debo decir que confío plenamente en la casualidad de haberte conocido. Que nunca intentaré olvidarte, y que si lo hiciera, no lo conseguiría. Que me encanta mirarte y que te hago mío con solo verte de lejos. Que adoro tus lunares y tu pecho me parece el paraíso.Que no fuiste el amor de mi vida, ni de mis días, ni de mi momento. Pero que te quise, y que te quiero, aunque estemos destinados a no ser.



Quiero que mi boca se desnude, Café Quijano & Armando Manzanero

Quiero no callar de los te quieros que me guardo, 
quiero no esconderte cada lagrima que lloro,
quiero no quedarme con los besos en los labios,
por que no pueda besarte, porque no pueda tenerte,
y quiero acercarme sin tener que rogarte,
que me des un abrazo,
que me acerques los labios,
que me hables despacio,
que me cedas tus manos,
quiero no molestarte, si te miro y hablamos,
y quiero que mi boca se desnude y nunca mas tenga silencio,
por temor a indiferencia,
y quiero no tener que perdonarme, por los besos escondidos,
por mentir, aunque no mienta.

Quiero ser de ti, nada mas de ti, existir por ti y soñar en ti
y quiero que vivas en un cielo conmigo, donde no suba nadie,
solo tu y yo escondidos
y quiero llevarte donde nunca llegaste,
a lugares prohibidos, donde solo hay cariño

Y quiero que mi boca se desnude y nunca mas tenga silencio,
por temor a indiferencia
y quiero no tener que perdonarme, por los besos escondidos,
por mentir aunque no mienta.

Y quiero que mi boca se desnude y nunca mas tenga silencio,
por temor a indiferencia
y quiero no tener que perdonarme, por los besos escondidos,
por mentir aunque no mienta,
Y quiero que mi boca se desnude y nunca mas tenga silencio,
por temor a indiferencia
y quiero no tener que perdonarme, por los besos escondidos,
por mentir aunque no mienta,



Los fanzines y la edición subterránea

Los fanzines son revistas realizadas por aficionados con creatividad, frescura e inmediatez como principales ingredientes.


Fanzine es un vocablo de origen inglés que contrae las palabras fan (aficionado) y magazine (revista) es, pues, una revista hecha por aficionados a un determinado tema, como pueden ser cine, música, cómic, literatura, fútbol,… o cualquier otra manifestación cultural más o menos marginal.Generalmente tienen una impresión barata, no cuentan con una periodicidad fija y no suele haber ánimo de lucro. El depósito legal tampoco es común, se trata más de tener algo que decir y lanzarse sin mucho más equipaje al mundo de la edición, con lo que la frescura y la inmediatez está asegurada. 

Mientras las revistas, inmersas en el sistema, se ven condicionadas por intereses económicos y polí- ticos, el fanzine es un acto de expresión subjetiva, personal, pero sincera, coherente y sobre todo apasionada. A todo esto tenemos que sumar su inmediatez y un alto listón de calidad, según los criterios de sus editores. 

El fanzine es el hijo feo y sincero de la revista, que no se preocupa por vender más allá de sus escuálidas ediciones y que lucha entrega a entrega por seguir en la calle, en el bar, en la tienda especializada o en el mercadillo tras ese lector minoritario que comulga en gustos, estéticas e intereses con sus páginas. 

La cantera de diamantes en bruto son un tesoro subterráneo difícil de otear. Un medio con un canal tan minoritario, que por ello se convierte en marginal, recuerda a los circuitos literarios por los que circulan los manuscritos mano a mano. 

La fugacidad de estas ediciones, con un índice de mortalidad prematura altísimo, y su distribución laberíntica hace que el aficionado muchas veces tropiece con esas, generalmente, fotocopias grapadas que le hablan de los grupos que hasta años después no verá en la prensa comercial o en los mass media. 

Los fanzineros marcan sus trabajos con el precio suficiente para recuperarse y sacar otro número, ya que no hay una finalidad econó- mica, aquí las satisfacciones vienen por el trabajo bien hecho, que además del trueque con otros editores y las colaboraciones de sus lectores, representan las mayores alegrías para estos editores subterráneos. 

Necesitamos los fanzines porque nos hablan de la realidad tangible y porque representan otra vía donde la creatividad, la sana irreverencia y la sinceridad serán nuestros compañeros de viaje. 

El hermano rico del fanzine es el prozine, que aunque idéntico en espíritu, utiliza medios profesionales. Así mismo podemos encontrar fácilmente múltiples similitudes con los blogs de Internet, sin dejar de dar constancia a la existencia de los ezines, o fanzines electrónicos en la red, aunque estos se han ido reconvirtiendo en blogs tanto personales como grupales.


Fuente:
Periódico HQT (15 de febrero 2008)


martes, 2 de febrero de 2016

Poesía de amor, Café Quijano

Te quiero escribir una poesía de amor
que hable de ti, que hable de mí.
Serán versos en el aire que puedas respirar,
que te empapen el alma, que te empapen de amor;
serán letras con verdad unidas en mi corazón
para decirte que te amo, que te quiero,
que te sueño, que te necesito.

Cómo puedo explicar lo que el alma intenta decir,
trato de entender que amar puede ser así.
Evitaré mientras pueda martirizar mi existir,
dejaré al azar la suerte de sentirte aquí.
Recitaré mi poesía de amor sólo con mis besos;
en ellos te diré que te amo, que te quiero,
que te sueño, que te necesito.



domingo, 17 de enero de 2016

Hice llorar hasta a los ángeles, Alejandro Sanz

Como la lluvia, como la brisa
Sencillo como una sonrisa
Como la tierra donde naciste
Como la búsqueda de amor

Como la eternidad del beso
Como el calor de un abrazo viejo
Como la tarde que te perdiste
Y encontraste el corazón

Es como el pacto con Dios
Vida…

Como el silencio del mar adentro
Como el jaleo de lo inconexo
Como el murmullo de aquella orilla
Como el planeta y su emoción

Quiero ser parte del universo
Ya mi esperanza no tiene miedo
Frente al destino tengo tu voz
Ya no pongo condición

Es que no te quiero perder
Yo hice llorar hasta a los ángeles amor
Sé que no es fácil el perdón
Pero si buscas en mis ojos
En lo más profundo
Sólo verás el reflejo de tu rostro
Y es que no te quiero perder
Seremos lo que quieras
No hay limitación
El horizonte es un balcón
El más allá no queda lejos
Y lo nuestro puede estar mejor

Yo pongo el alma con esmero
Morirme vivo es lo que quiero
Hice llorar hasta a los ángeles
Que me lo perdone Dios

Vale la pena que lo intentemos
Es una prueba no tengas miedo
Que se haga corto cualquier adiós
Que la noche dure amor, amor, amor...




Sembrar y crecer, Clarissa Pinkola Estes





En nuestra vida, aún cuando un episodio resulte en una caída fuerte o una quemadura seria, siempre hay otro episodio esperándonos, y luego otro. Siempre hay más oportunidades de hacerlo bien, de labrar nuestra vida del modo en que merecemos tenerla. No pierdas tu tiempo odiando un fracaso. El fracaso es mejor maestro que el éxito. Escucha, aprende, sigue adelante.


La mejor tierra para sembrar y hacer crecer algo nuevo otra vez está en el fondo. En ese sentido, tocar fondo, aunque extremadamente doloroso, es también el terreno de siembra.


Se nos ha enseñado que a la muerte siempre le sigue más muerte. Simplemente no es así. La muerte siempre está en proceso de incubar nueva vida, aún cuando nuestra existencia haya sido cortada hasta los huesos.



viernes, 27 de noviembre de 2015

El Ruido, David Bisbal

No puede ser
se me escapo
se fue con un suspiro
apagando mi razón
y ahora ya no creo en nada
la busco aquí
en la habitación
su ropa en el armario
conserva aun su olor
apuntalando mi nostalgia
oigo su voz
aunque no esta
sigo tratando de aceptar
que me falta el ruido
sus pasos por la casa
siempre ruido
su risa recorriendo
los pasillos
la vida se me antoja eterna
no me siento capaz de ser feliz
si ella no esta
si me falta el ruido
si falta ruido
donde quiera que estés
eh...
el caso es que yo sigo aquí
buscando mil motivos
que ayuden a seguir
pero no sirven de nada
la busco aquí, en cada canción
no logro imaginar
un cielo aun mejor
que su trasluz en la ventana
oigo su voz
aunque no esta
sigo tratando de aceptar
que me falta el ruido
sus pasos por la casa
siempre ruido
su risa recorriendo
los pasillos
la vida se me antoja eterna
no me siento capaz de ser feliz
si ella no esta
si me falta el ruido
si me falta el ruido
oh no...
si me falta el ruido
sus pasos por la casa
siempre ruido
su risa recorriendo
los pasillos
la vida se me antoja eterna
no me siento capaz de ser feliz
si ella no esta
si me falta el ruido
sus pasos por la casa
siempre ruido
su risa recorriendo
los pasillos
la vida se me antoja eterna
no me siento capaz de ser feliz
si ella no esta
si me falta el ruido
si falta ruido




jueves, 26 de noviembre de 2015

Esta es mi casa, Mario Benedetti




No cabe duda. Ésta es mi casa
aquí sucedo, aquí
me engaño inmensamente.
Ésta es mi casa detenida en el tiempo.

Llega el otoño y me defiende,
la primavera y me condena.
Tengo millones de huéspedes
que ríen y comen,
copulan y duermen,
juegan y piensan,
millones de huéspedes que se aburren
y tienen pesadillas y ataques de nervios.

No cabe duda. Ésta es mi casa.
Todos los perros y campanarios
pasan frente a ella.
Pero a mi casa la azotan los rayos
y un día se va a partir en dos.

Y yo no sabré dónde guarecerme
porque todas las puertas dan afuera del mundo.





lunes, 23 de noviembre de 2015

El amor según San Pablo...




Sin tu latido, Silvio Rodriguez y Luis Eduardo Aute


Hay algunos que dicen
que todos los caminos conducen a Roma
y es verdad porque el mío
me lleva cada noche al hueco que te nombra
y le hablo y le suelto
una sonrisa, una blasfemia y dos derrotas;
luego apago tus ojos
y duermo con tu nombre besando mi boca.
Ay, amor mío,
qué terriblemente absurdo
es estar vivo
sin el alma de tu cuerpo,
sin tu latido.
Que el final de esta historia,
enésima autobiografía de un fracaso,
no te sirva de ejemplo,
hay quien afirma que el amor es un milagro
que no hay mal que no cure
pero tampoco bien que le dure cien años;
eso casi lo salva,
lo malo son las noches que mojan mi mano.
Aunque todo ya es nada,
no sé por qué te escondes y huyes de mi encuentro.
por saber de tu vida
no creo que vulnere ningún mandamiento;
tan terrible es el odio
que ni te atreves a mostrarme tu desprecio,
pero no me hagas caso,
lo que me pasa es que este mundo no lo entiendo.



martes, 10 de noviembre de 2015

La luna, Jaime Sabines



La luna se puede tomar a cucharadas 

o como una cápsula cada dos horas. 
Es buena como hipnótico y sedante 
y también alivia 
a los que se han intoxicado de filosofía. 
Un pedazo de luna en el bolsillo 
es mejor amuleto que la pata de conejo: 
sirve para encontrar a quien se ama, 
para ser rico sin que lo sepa nadie 
y para alejar a los médicos y las clínicas. 
Se puede dar de postre a los niños 
cuando no se han dormido, 
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos 
ayudan a bien morir. 


Pon una hoja tierna de la luna 
debajo de tu almohada 
y mirarás lo que quieras ver. 
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna 
para cuando te ahogues, 
y dale la llave de la luna 
a los presos y a los desencantados. 
Para los condenados a muerte 
y para los condenados a vida 
no hay mejor estimulante que la luna 
en dosis precisas y controladas.







domingo, 25 de octubre de 2015

"Tu y yo" tres palabras que inspiraron a Rubén Darío y a Sergio Dalma







TÚ Y YO

I

Yo vi un ave
que süave
sus cantares
entonó
y voló...

Y a lo lejos,
los reflejos
de la luna en alta cumbre
que, argentando las espumas
bañaba de luz sus plumas
de tisú...
¡y eras tú!

Y vi un alma
que, sin calma,
sus amores
cantaba en tristes rumores;
y su ser
conmover
a las rocas parecía;
miró la azul lejanía...
tendió la vista anhelante,
suspiró, y cantando amante
prosiguió...
¡y era
yo!








Tenemos algo que no he visto nunca en nadie más
algunos dicen que esto es solo cosa del azar
yo creo que hay algo mas, que no pudo explicar

No se te ocurra repetir, que esto se va a pasar
dime una sola cosas que pueda secar el mar
no intentaras frenar y nos volverá a alcanzar

Ni en sueños pude imaginar
lo que ahora es tan real

Tu y yo, somos el mundo entero, por que tenerle miedo
si no hay nada más grande, más grande que el fuego
entre y yo, que con una mirada, ganamos la batalla
no intentes evitar, lo que ya no se puede parar

Tenemos algo que nunca he visto en nadie más
vas a decirme que prefieres dejarlo pasar
no lo conseguirás, nos volverá a alcanzar

Ni en una vida entera algunos logran alcanzar
eso que a ti y a mi nos atrapo fue una huracán
que gira sin parar y no nos va a soltar

Ni en sueños pude imaginar
lo que ahora es tan real

Tu y yo somos el mundo entero, por que tenerle miedo
si no hay nada más grande, más grande que el fuego
entre y yo, que con una mirada, ganamos la batalla
no intentes evitar lo que ya no se puede parar
lo que ya nadie puede frenar, lo que tu y yo tenemos

Ni en sueños pude imaginar
lo que ahora es tan real

Tu y yo, somos el mundo entero
por que tenerle miedo, si no hay nada más grande
más grande que el fuego entre tu y yo
que con una mirada, ganamos la batalla
no intentes evitar, lo que ya no se puede parar





viernes, 23 de octubre de 2015

Palabras para Julia, José Agustín Goytisolo





Tú no puedes volver atrás 

porque la vida ya te empuja 

como un aullido interminable.



Hija mía es mejor vivir 

con la alegría de los hombres 

que llorar ante el muro ciego.


Te sentirás acorralada 
te sentirás perdida o sola 
tal vez querrás no haber nacido.

Yo sé muy bien que te dirán 
que la vida no tiene objeto 
que es un asunto desgraciado.

Entonces siempre acuérdate 
de lo que un día yo escribí 
pensando en ti como ahora pienso.

La vida es bella, ya verás 
como a pesar de los pesares 
tendrás amigos, tendrás amor.

Un hombre solo, una mujer 
así tomados, de uno en uno 
son como polvo, no son nada.

Pero yo cuando te hablo a ti 
cuando te escribo estas palabras 
pienso también en otra gente.

Tu destino está en los demás 
tu futuro es tu propia vida 
tu dignidad es la de todos.

Otros esperan que resistas 
que les ayude tu alegría 
tu canción entre sus canciones.

Entonces siempre acuérdate 
de lo que un día yo escribí 
pensando en ti 
como ahora pienso.

Nunca te entregues ni te apartes 
junto al camino, nunca digas 
no puedo más y aquí me quedo.

La vida es bella, tú verás 
como a pesar de los pesares 
tendrás amor, tendrás amigos.

Por lo demás no hay elección 
y este mundo tal como es 
será todo tu patrimonio.

Perdóname no sé decirte 
nada más pero tú comprende 
que yo aún estoy en el camino.

Y siempre siempre acuérdate 
de lo que un día yo escribí 
pensando en ti como ahora pienso.

José Agustín Goytisolo




Suele decirse que "para gustos hay colores". Muestra de ello son estas versiones de este poema: totalmente diferentes y sin embargo las dos traspasan la piel...





Amantea (fragmento), David Cantero




Es difícil recolectar granadas sin destrozarte las manos con las descomunales espinas que protegen las ramas. Lo mismo sucede con los recuerdos. La vida, como una granada que siempre intentamos desgranar, separando las límpidas golosinas rojas del áspero manto amarillo que las envuelve, aferrando con firmeza sus joyas. Queremos tomar sólo la dulce simiente escarlata, pero es imposible. Para saborear el fruto, como la existencia, hay que aceptar el contraste y el fastidio de su sabor agridulce.



lunes, 19 de octubre de 2015

Optimismo según Hellen Keller






¡Un lazo rosa por todas!




Estamos en el mes de octubre, el mes en el que muchas empresas y organizaciones se unen a la sociedad en la lucha contra el cáncer de mama desde 1985. Pero ¿cuándo y cómo fue que el listón rosa se convirtió en un símbolo de la lucha contra esta terrible enfermedad?

El primer lazo con un significado particular fue el lazo amarillo, que se menciona en una marcha que era cantada por los militares norteamericanos. En el año de 1917, George A. Norton, pidió los derechos de autor de esta marcha.

A principios de los 70 sale la canción “Amarra un listón amarillo al viento roble”, tomando la idea de la canción, la esposa de uno de los rehenes americanos en Irak, fue la primera persona en usar el listón como símbolo de alerta. Ella amarró listones amarillos a los robles, para “demostrar” el deseo de su esposo de volver a casa, su familia y amigos hicieron lo mismo como símbolo de solidaridad, cuando todos los norteamericanos comenzaron a ver los listones y su mensaje el listón se convirtió en un “medio”.

En los 90 los activistas del SIDA inspirados por el mensaje que se podía transmitir usando como medio un simple listón, decidieron usar listones. Se decidió que el lazo que representaba la lucha contra el SIDA fuera rojo, ya que ese color representa la pasión. En la ceremonia de la entrega de los premios Tony, el actor Jeremy Irons, usó un lazo prendido al pecho; dado el gran número de personas que vieron la ceremonia, el lazo se volvió muy popular de la noche a la mañana; tanto así que en 1992 fue declarado por el New York Times como “el año del lazo”.

Charlotte Hayley, era una mujer mayor que tras su batalla contra el cáncer había emprendido una misión personal, vendía lazos de color melocotón hechos a mano, acompañados de la leyenda: “El presupuesto anual del Instituto Nacional del Cáncer es de 1.8 billones de dólares y solamente el 5% esta destinado a la prevención. Ayúdanos a despertar a nuestros legisladores y a los Estados Unidos, usando este lazo”.

Fue un mensaje que se expandió tan rápidamente, que la entonces directora de marketing de Estée Lauder, Evelyn y Penney, quisieron trabajar en conjunto con ella; Charlotte se negó bajo el argumento de que la campaña en la que ambas trabajaban, tenía un propósito demasiado comercial.Sin embargo, el listón rosa invadió los mostradores de cosméticos en cada centro comercial estadounidense; el mensaje era uno solo, el de recordarle a las mujeres la importancia de la autoexploración para prevenir el cáncer de mama.

En 1987, Evelyn Lauder tenía 51 años. Llevaba casi tres décadas casada con Leonard (hijo del creador de la marca de cosméticos Estēe Lauder) y miraba con orgullo de madre cómo crecían los jóvenes William y Gary. Fuera de casa, era la vicepresidenta de la compañía familiar y dirigía con pasión la División Fragancias. Tenía una vida cómoda y feliz. Hasta que recibió un diagnóstico positivo de cáncer de mama y decidió reordenar sus prioridades y emprender nuevas luchas. 

Además de su pelea personal por sobrevivir, Evelyn le propuso a su amiga Alexandra Penney (editora de la revista Self) concientizar a las mujeres sobre la prevención y el tratamiento de esta enfermedad. Para empezar, crearon el famoso lazo rosa y lo distribuyeron en todas las tiendas de Estēe Lauder. Eligieron ese color por su asociación con el mundo femenino y lo replicaron en múltiples acciones: surgió la idea de instaurar un mes específico al año para hablar del cáncer de mama, el apoyo incondicional para todo tipo de campañas y la original iniciativa de iluminar de color rosa los edificios emblemáticos de las grandes ciudades. Desde la Torre Eiffel en Francia, la CN Tower en Canadá, el Empire State en Estados Unidos, el Taj Mahal en India y hasta nuestro Obelisco porteño se vistieron especialmente para la causa.

El listón se ha convertido en el protagonista de cada mes de octubre, fungiendo como portavoz de todas las mujeres del mundo que deben preocuparse por su salud y la de quienes aman.






Fuente.

http://ideasfrescas.com.mx

http://www.expoknews.com

http://www.infonews.com





lunes, 12 de octubre de 2015

Travesuras de la niña mala, Mario Vargas LLosa




La niña mala llegó media hora después que yo, envuelta en un entallado abrigo de cuero, un sombrerito que le hacía juego y unos botines hasta las rodillas. Además del bolso llevaba un cartapacio lleno de cuadernos y libros de unos cursos de arte moderno que, me explicó después, seguía tres veces por semana en Christie´s. Antes de mirarme, echó una ojeada a la habitación e hizo un pequeño signo de asentimiento, aprobando. Cuando, por fin, se dignó mirarme, ya la tenía yo en mis brazos y había comenzado a desvestirla.

– Ten cuidado- me instruyó -. No me vayas a arrugar la ropa.

La desnudé con todas las precauciones del mundo, estudiando, como objetos preciosos y únicos, las prendas que llevaba encima, besando con unción cada centímetro de piel que aparecía a mi vista, aspirando el aura suave, ligeramente perfumada, que brotaba de su cuerpo. Ahora tenía una pequeña cicatriz casi invisible cerca de la ingle, pues la habían operado del apéndice, y llevaba en pubis más escarmenado que antaño. Sentía deseo, emoción, ternura, mientras besaba sus empeines, sus axilas fragantes, los insinuados huesecillos de la columna en su espalda y sus nalgas paraditas, delicadas al tacto como el terciopelo. Le besé los menudos pechos, largamente, loco de dicha.

– No te habrás olvidado de lo que me gusta, niño bueno – me susurró al oído. Por fin.

Y, sin esperar mi respuesta, se puso de espaldas, abriendo las piernas para hacer sitio a mi cabeza, a la vez se cubría los ojos con el brazo derecho. Sentí que comenzaba a apartarse de mí, del Russell Hotel, de Londres, a concentrarse totalmente, con esa intensidad que yo no había visto nunca en ninguna mujer, en ese placer suyo, solitario, personal, egoísta, que mis labios habían aprendido a darle. Lamiendo, sorbiendo, besando, mordisqueando su sexo pequeñito, la sentí humedecerse y vibrar. Se demoró mucho en terminar. Pero que delicioso y exaltante era sentirla ronroneando, meciéndose, sumida en el vértigo del deseo, hasta que, por fin, un largo gemido estremeció su cuerpecito de pies a cabeza. “Ven, ven”, susurró, ahogada. Entré en ella con facilidad y la apreté con tanta fuerza que salió de la inercia en que la había dejado el orgasmo. Se quejó, retorciéndose, tratando de zafarse de mi cuerpo, quejándose: “Me aplastas”.

Con mi boca pegada a la suya, le rogué:

– Por una vez en tu vida, dime que me quieres, niña mala. Aunque no sea cierto, dímelo. Quiero saber cómo suena, siquiera una vez.


Vuelo, Miguel Hernández




VUELO

Sólo quien ama vuela. Pero, ¿quién ama tanto
que sea como el pájaro más leve y fugitivo?
Hundiendo va este odio reinante todo cuanto
quisiera remontarse directamente vivo.

Amar ... Pero, ¿quién ama? Volar ... Pero, ¿quién vuela?
Conquistaré el azul ávido de plumaje,
pero el amor, abajo siempre, se desconsuela
de no encontrar las alas que da cierto coraje.

Un ser ardiente, claro de deseos, alado,
quiso ascender, tener la libertad por nido.
Quiso olvidar que el hombre se aleja encadenado.
Donde faltaban plumas puso valor y olvido.

Iba tan alto a veces, que le resplandecía
sobre la piel el cielo, bajo la piel el ave.
Ser que te confundiste con una alondra un día,
te desplomaste otro como el granizo grave.

Ya sabes que las vidas de los demás son losas
con que tapiarte: cárceles con que tragar la tuya.
Pasa, vida, entre cuerpos, entre rejas hermosas.
A través de las rejas, libre la sangre afluya.

Triste instrumento alegre de vestir; apremiante
tubo de apetecer y respirar el fuego.
Espada devorada por el uso constante.
Cuerpo en cuyo horizonte cerrado me despliego.

No volarás. No puedes volar, cuerpo que vagas
por estas galerías donde el aire es mi nudo.
Por más que te debatas en ascender, naufragas.
No clamarás. El campo sigue desierto y mudo.

Los brazos no aletean. Son acaso una cola
que el corazón quisiera lanzar al firmamento.
La sangre se entristece de debatirse sola.
Los ojos vuelven tristes de mal conocimiento.

Cada ciudad, dormida, despierta loca, exhala
un silencio de cárcel, de sueño que arde y llueve
como un élitro ronco de no poder ser ala.
El hombre yace. EL cielo se eleva. El aire mueve.



viernes, 28 de agosto de 2015

Te quiero como..., Jaime Sabines



Te quiero como para invitarte a pisar hojas secas una de estas tardes. Te quiero como para salir a caminar, hablar del amor, mientras pateamos piedritas. Te quiero como para volvernos chinos de risa, ebrios de nada y pasear sin prisa las calles. Te quiero como para ir contigo a los lugares que más frecuento, y contarte que es ahí donde me siento a pensar en ti. Te quiero como para escuchar tu risa toda la noche. Te quiero como para no dejarte ir jamás. Te quiero como se quiere a ciertos amores, a la antigua, con el alma y sin mirar atrás.



Me Quiero Enamorar, Jesse & Joy


Puedo imaginar pero no sé cómo se siente
Que el mundo se detenga cuando acaricia mi piel.
Que las manos del reloj no giren si no está presente.
Dicen que es tan suave, dulce y fluye como miel

Cuánto tiempo tardará.
¿O no es para todos? ¿Por qué de mí se esconderá?
¿Dónde está?
Quiero amar y sin pensar entregarlo todo
Quiero que mi corazón intercambie su lugar con el de alguien especial
Quiero despertar, te quiero encontrar y me quiero enamorar

No quiero imaginar, quiero saber cómo se siente
Que un beso me desnude el alma y me hormigueen los pies
Sus brazos ser mi abrigo en los fríos de diciembre
Y en los días de verano juntos ver el sol nacer

Cuánto tiempo tardará.
¿O no es para todos? ¿Por qué de mí se esconderá?
¿Dónde está?
Quiero amar y sin pensar entregarlo todo
Quiero que mi corazón intercambie su lugar con el de alguien especial
Quiero despertar, te quiero encontrar y me quiero enamorar

Quiero amar y sin pensar entregarlo todo
Quiero que mi corazón intercambie su lugar con el de alguien especial
Quiero despertar, te quiero encontrar y me quiero enamorar
Quiero despertar, te quiero encontrar y me quiero enamorar
Quiero despertar, te quiero encontrar, me quiero enamorar

sábado, 22 de agosto de 2015

Tú y yo, Jp Torga



Tu y yo…
Sol y Luna.
Aceite y agua
Acuarela y lienzo.


Te busco…
No te encuentro.
Mi mundo se sumerge en un banco de niebla permanente.
El gris es mi color.


Llegas…
Sonríes.
El color regresa a mis días.
La ilusión anida en mi corazón.


Cierro los ojos…
Me hechiza sentirte así.
Inspiro tu aroma.
Necesito guardar el momento en mi caja de recuerdos.


Los abro…
Te busco.
Te has ido.
Una tormenta de añoranza se desencadena en mi alma.


El blanco y negro vuelve a mi vida.
Suspiro.
Una desagradable sensación de nostalgia vuelve a mi cuerpo.
Me encierro dentro de la caja de recuerdos que lleva tu nombre.


Mi columna vertebral se tensa como un arco a punto de soltar la flecha.
Busco desahogar mi alma enviando flechas equivocadas.
Me peleo con el mundo.
Me protejo en mi caparazón construido a base de desengaños.


Unos pasos…
¡¡Estás ahí!!
Me miras
Tus ojos son bálsamo que mima mi espíritu herido.


Sonríes…
Tu boca alimenta mi amor por ti.
Me rozas con la yema de tus dedos.
Mi piel se eriza emocionada al sentirte discurrir sobre ella.


No quiero cerrar nuevamente los ojos.
Temo tu ausencia.
Me he convertido en mendigo de tus besos.
Sólo soy un peregrino que viaja errante en tu busca.


Siento hambre de tus palabras.
Quiero ser el niño que reciba tu ternura.
Deseo ser el hombre que llene tus sentidos.
Añoro que desees beber del manantial de mis sentimientos.


Me abrazas…
Sueño.
Me besas.
Un llanto emocionado empapa mi pecho.


Ssssssstt…
¿Qué ocurre? No te oigo
¿Te has ido? ¡Nooooo!
¿Volverás?


¡Estás aquí!
Suspiro aliviado.
Me abrazo a ti.
El arco de mi columna se afloja


La suavidad de tu piel penetra lentamente en mí…
Abro los ojos.
Esperanza.
¡Estás aquí conmigo!


Me abrazo a la almohada…
Temo que un día decidas no volver.
Siento miedo a perderte.
La inseguridad emerge a través de los poros de mi piel.


Como cada noche te envío un beso.
Espero recibir el tuyo.
Me duermo y mis sueños se convierten en mis ilusiones.
Tú y solo tú eres… color, alimento, brisa y vida.


No quiero despertar…
Temo que no estés.
Dormido siento paz.
Despierto me convierto en… soledad, espera, nostalgia y ternura.


Abro los ojos…
Miro al otro lado de la cama.
No estás.
La niebla vuelve a tomar mi vida.


Te busco…
No te encuentro.
Mi mundo se sumerge en un banco de niebla permanente.
El gris es mi color


Tu y yo…
Luna y Sol
Agua y aceite
Lienzo y acuarela.




Original de Jp.Torga


lunes, 17 de agosto de 2015

Ofrenda a la tormenta (fragmento), Dolores Redondo





Colocó el dedo sobre la tecla de llamada y notó la ansiedad agolpándose en su pecho cuando la presionó, lo que le recordó las emociones que sintió las primeras veces que habló con ella cuando se conocieron. La señal de llamada le llegó clara, y hasta recreó a miles de kilómetros el sonido del teléfono como un insecto moribundo sobre la mesilla o amortiguado en el fondo de su bolso. Escuchó la señal hasta que saltó el buzón de voz. Colgó y miró de nuevo a su hijo dormido mientras las lágrimas nublaban sus ojos y pensaba en cómo los silencios, las palabras que no se dicen, las llamadas que no se responden pueden contener un mensaje tan claro.




lunes, 10 de agosto de 2015

Palmeras en la nieve, trailer




Sonrió al imaginarse a esos hombres rudos y cerrados de la montaña, de carácter taciturno y serio, poco expresivos y acostumbrados a una gama cromática limitada al blanco de la nieve, al verde de los pastos y al gris de las piedras, descubriendo los colores llamativos del trópico, las oscuras pieles de los cuerpos semidesnudos, las construcciones livianas y la caricia de la brisa del mar.



viernes, 7 de agosto de 2015

Ibn Hazm, poeta cordobés...



El verde de las plantas tras una lluvia primaveral, las flores en el rocío, cuando las negras sombras de la noche se han retirado, el murmullo de un limpio arroyo corriendo entre prados en flor, la visión de un castillo blanco en medio de verdes jardines; todo eso puede ser maravilloso, pero nada es comparado con la unión con una persona amada. Y ésta es tanto mejor, cuanto mayor es el tiempo que el uno ha rechazado al otro o ha estado separado de el, inflando la pasión, encendiendo la llama del deseo y avivando la llama de la esperanza... En verdad os digo que ni siquiera la lengua más locuaz puede describir la felicidad de la unión, y que la más elocuente de las descripciones queda muy por debajo de la realidad.



viernes, 19 de junio de 2015

Que tengas un gran día, Mario Benedetti



Esta mañana desperté emocionado
con todas las cosas que tengo que hacer
antes que el reloj sonara.
Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante.

Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.

Hoy puedo quejarme porque el día esta lluvioso
o puedo dar gracias porque las plantas están siendo regadas.

Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero
o puedo estar contento que mis finanzas me empujan
a planear mis compras con inteligencia.

Hoy puedo quejarme de mi salud
o puedo regocijarme de que estoy vivo.

Hoy puedo lamentarme de todo
lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo
o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.

Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas
o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.

Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos
o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas
relaciones.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar
o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela
o puedo abrir mi mente enérgicamente
y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.

Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del
hogar
o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente y cuerpo .

Hoy el día se presenta ante mi esperando a que yo le de forma y aquí
estoy, soy el escultor.

Lo que suceda hoy depende de mi, yo debo escoger qué tipo de día voy a
tener.

Que tengas un gran día… a menos que tengas otros planes.


lunes, 13 de abril de 2015

Así empieza lo malo, Javier Marías



¿Por qué habría de querernos el que señalamos nosotros con tembloroso dedo? ¿Por qué ese justamente, como si nos tuviera que obedecer? ¿O por qué habría de desearnos aquel que nos turba o enciende y por cuyos huesos y carne morimos? ¿A qué tanta casualidad? Y cuando se da, ¿a qué tanta duración? ¿Por qué ha de perseverar algo tan frágil y tan prendido con alfileres, la más rara conjunción? El amor correspondido, la lascivia recíproca, el enfebrecimiento mutuo, los ojos y las bocas que se persiguen simultáneamente y los cuellos que se estiran para divisar al elegido entre la multitud, los sexos que buscan juntarse una y otra vez y el extraño gusto por la repetición, volver al mismo cuerpo y regresar y volver... Lo normal es que casi nadie coincida, y si existen tantas parejas supuestamente amorosas es en parte por imitación y sobre todo por convención, o bien porque el que señaló con el dedo ha impuesto su voluntad, ha persuadido, ha conducido, ha empujado, ha obligado al otro a hacer lo que no sabe si quiere y a recorrer un camino por el que nunca se habría aventurado sin apremio ni insistencia ni guía, y ese otro miembro de la pareja, el halagado, el cortejado, el que se adentró en su nube, se ha ido dejando arrastrar. Pero eso no tiene por qué persistir, el encantamiento y la nebulosidad terminan, el seducido se cansa o despierta, y entonces al obligador le toca desesperarse y sentir pánico y vivir en vilo, volver a trabajar si todavía le restan fuerzas, montar guardia a la puerta y rogar e implorar noche tras noche y quedar a merced de aquél. Nada expone ni esclaviza tanto como pretender conservar al que se eligió e inverosímilmente acudió a la llamada de nuestro tembloroso dedo, como si se obrara un milagro o nuestra designación fuera ley, eso que no tiene por qué ocurrir nunca jamás...



viernes, 3 de abril de 2015

Esta noche habrá Luna de Sangre






La Nasa anunció que este sábado se producirá un eclipse luna, el cual será visible en la zona oeste de América del Norte (Canadá, Estados Unidos y México), Australia y Asia.



De acuerdo con Enrique Anzures, divulgador de la Sociedad Astronómica de México, el eclipse podrá observarse a simple vista sin necesidad de telescopio o binoculares, pero hay que ser pacientes, ya que la Luna tardará unas horas en lucir roja.

El eclipse lunar de sangre tendrá una duración de unos 12 minutos y algunos sitios de astronomía lo transmitirán en vivo a través de internet, como el Observatorio Griffith, en Los Ángeles.

Su breve duración se produce debido que el disco lunar ingresará de manera casi tangencial al cono de sombra de la Tierra y lo abandonará rápidamente.

En México -uno de los lugares donde mejor se podrá observar el evento- iniciará a las 3:10 horas y su máximo será a las 6:00 de la mañana.




Este eclipse total de Luna será el más corto del siglo. Este eclipse será el tercero de una serie de cuatro lunares totales, pues el primero tuvo lugar el 15 de abril de 2014, el segundo fue en septiembre de 2014, y el último será el 28 de septiembre de 2015.


Fuente:

http://www.culturizando.com




Claro del bosque, María Zambrano



El claro del bosque es un centro en el que no siempre es posible entrar; desde la linde se le mira y el aparecer de algunas huellas de animales no ayuda a dar ese paso. Es otro reino que un alma habita y guarda. Algún pájaro avisa y llama a ir hasta donde vaya marcando su voz. Y se la obedece; luego no se encuentra nada, nada que no sea un lugar intacto que parece haberse abierto en ese solo instante y que nunca más se dará así. No hay que buscarlo. No hay que buscar. Es la lección inmediata de los claros del bosque: no hay que ir a buscarlos, ni tampoco a buscar nada de ellos.



La eternidad y un día


La eternidad y un día es una película de fronteras. Entre la vida y la muerte, entre el pasado y el presente...






Balada del ausente, Juan Carlos Onetti




Entonces no me des un motivo por favor
No le des conciencia a la nostalgia,
La desesperación y el juego.
Pensarte y no verte
Sufrir en ti y no alzar mi grito
Rumiar a solas, gracias a ti, por mi culpa,
En lo único que puede ser
Enteramente pensado
Llamar sin voz porque Dios dispuso
Que si Él tiene compromisos
Si Dios mismo le impide contestar
Con dos dedos el saludo
Cotidiano, nocturno, inevitable
Es necesario aceptar la soledad,
Confortarse hermanado
Con el olor a perro, en esos días húmedos del sur,
En cualquier regreso
En cualquier hora cambiable del crepúsculo
Tu silencio
Y el paso indiferente de Dios que no ve ni saluda
Que no responde al sombrero enlutado
Golpeando las rodillas
Que teme a Dios y se preocupa
Por lo que opine, condene, rezongue, imponga.
No me des conciencia, grito, necesidad ni orden.
Estoy desnudo y lejos, lo que me dejaron
Giro hacia el mundo y su secreto de musgo,
Hacia la claridad dolorosa del mundo,
Desnudo, sólo, desarmado
bamboleo mi cuerpo enmagrecido
Tropiezo y avanzo
Me acerco tal vez a una frontera
A un odio inútil, a su creciente miseria
Y tampoco es consuelo
Esa dulce ilusión de paz y de combate
Porque la lejanía
No es ya, se disuelve en la espera
Graciosa, incomprensible, de ayudarme
A vivir y esperar.
Ningún otro país y para siempre.
Mi pie izquierdo en la barra de bronce
Fundido con ella.
El mozo que comprende, ayuda a esperar, cree lo que ignora.
Se aceptan todas las apuestas:
Eternidad, infierno, aventura, estupidez
Pero soy mayor
Ya ni siquiera creo,
En romper espejos
En la noche
Y lamerme la sangre de los dedos
Como si la hubiera traído desde allí
Como si la salobre mentira se espesara
Como si la sangre, pequeño dolor filoso,
Me aproximara a lo que resta vivo, blando y ágil.
Muerto por la distancia y el tiempo
Y yo la, lo pierdo, doy mi vida,
A cambio de vejeces y ambiciones ajenas
Cada día más antiguas, suciamente deseosas y extrañas.
Volver y no lo haré, dejar y no puedo.
Apoyar el zapato en el barrote de bronce
Y esperar sin prisa su vejez, su ajenidad, su diminuto no ser.
La paz y después, dichosamente, en seguida, nada.
Ahí estaré. El tiempo no tocará mi pelo, no inventará arrugas, no me inflará las mejillas
Ahí estaré esperando una cita imposible, un encuentro que no se cumplirá.



Contigo, Rosana


Toda la sal
todo el azùcar
todo el vino
toda mi vida,solo deseo
vivirla contigo.
toda la luz
todo el oscuro
todo lo que escribo
todo el camino,ardo en deseos
de andarlo contigo.
Con tu amor,siento calma
y a la orilla del rio
tu calor se me agarra y me llenas
el alma de luz y rocìo.
con tu amor siento ganas
en los cinco sentidos
y me llevas tan lejos,que apenas
recuerdo de donde venimos.
Todo el calor
todas las nubes
todo el frio
toda la lluvia,ardo en deseos
de mojarme contigo.
todo el amor
todo el recuerdo
todo lo que olvido
todo el silencio,se hace canciones
durmiendo contigo.
Todo el sabor
todo el perfume
todo lo que ansìo
todos los mares,solo deseo
navegarlos contigo.
todo sin mas
la eternidad también la pido
vida o castigo,solo deseo tenerla contigo...



jueves, 2 de abril de 2015

Poesía vertical 24, Roberto Juarroz




Darlo todo por perdido.
Allí comienza lo abierto.


Entonces cualquier paso
puede ser el primero.
O cualquier gesto logra
sumar todos los gestos.


Darlo todo por perdido
Dejar que se abran solas
las puertas que faltan.


O mejor:
dejar que no se abran.