domingo, 3 de agosto de 2014

El placer de vivir las olas




Al golpe de la ola contra la piedra indócil 
la claridad estalla y establece su rosa 
y el círculo del mar se reduce a un racimo, 
a una sola gota de sal azul que cae.

Al golpe de la ola,  Pablo Neruda




Las olas son lo que en física se conoce como ondas mecánicas, y que se definen como la propagación en un medio material (el aire, el agua o cualquier sólido), de una perturbación como puede ser un cambio de densidad o presión, propagación que a su vez traslada consigo una cantidad de energía.


Al contrario de lo que se pueda pensar las olas no transportan agua, lo que si producen a su paso es un movimiento circular en las partículas de agua, y cuando la ola ha pasado las partículas vuelven al mismo lugar donde se encontraban antes de llegar la ola. Así, las olas mueven agua para transportar la información (los parámetros fisicos) que hay que igualar entre las distintas partes del océano. Mientras esto sucede, el agua de las olas no se desplaza aunque lo parezca. En realidad, se mueve de arriba hacia abajo, como cuando hacemos una ola en la grada de un estadio de fútbol. Por eso, las boyas no se mueven.



Comportamiento de dos partículas de agua al paso de una ola

Las olas son esencialmente energía moviéndose de un punto a otro. Si nos fijamos en una ola, veremos que es transversal. La superficie de la ola se mueve de arriba abajo, lo cual es perpendicular a la dirección izquierda – derecha en que la propia ola se mueve. Las olas del océano son algo más complicadas que las olas transversales. Son realmente olas de órbita progresiva. Las moléculas de agua que forman las olas se mueven en círculos, u órbitas según la ola progresa.


Esa ola que se ve en la costa bien pudo haberse formado a pocos metros de la orilla, o bien pudo haber viajado miles de miles de kilómetros hasta romper en la arena de la playa sobre la que tú te encuentras.


Normalmente, una ola se forma por la fuerza del viento sobre una vasta superficie de líquido, que puede ser un océano, un río, lago, mar, canal o cualquier cuerpo líquido. Sin embargo, en los océanos es donde las olas alcanzan mayor envergadura debido al gran campo que las mismas tienen para tomar forma. Veamos justamente cómo sucede...


El viento fricciona con la superficie del agua, ocasionando un arrastre sobre la misma, así ejerce un empuje sobre la superficie del mar que hace que se rice creando pequeñas ondas, ondas que a su vez ofrecen mas resistencia al viento lo que hace que se vayan transformando en ondulaciones cada vez mayores, es un proceso de "retro-alimentación", es decir, contra mayor sea la onda mayor será el empuje que el viento podrá hacer sobre ella.


Las olas se originarán por tanto dependiendo de la fuerza del viento, el tiempo durante el cual esté soplando y el área oceánica a la que afecte ese viento.

La gravedad terrestre también juega un papel ya que después de que el viento eleve la superficie del mar, la gravedad la vuelve a empujar hacia abajo, con lo que al subir y bajar se va acumulando una energía cinética asociada a la ola que forma.

En general, cuanto más fuerte sopla el viento más alta es la ola que se forma. Transfiere energía al agua según va formando olas de espuma blanca en la superficie. Esta parte donde se forma la espuma blanca, es bastante caótica, y la ola puede moverse de forma aleatoria en cualquier dirección. Pero no siempre es tan sencillo y para que se produzca el adecuado efecto bola de nieve para que la ola crezca en altura entran en juego muchos más factores, como la distancia del viento de la superficie del agua, su velocidad y el tiempo que mantiene estable su dirección.

Otro tipo de olas muy bajas y redondeadas de longitud de la onda muy superior a su altura y que nunca rompen en alta mar son las que forman el llamado mar de fondo.

“Los océanos y el mar están llenos de desequilibrios en forma de diferencias de temperatura, presión y salinidad entre las distintas zonas”, comenta a RTVE.es Paco Castejón, de la Real Sociedad Española de Física. “La naturaleza odia los desequilibrios, así que para intentar homogeneizarlos o al menos disminuirlos, genera turbulencias, en forma de corrientes y olas”, explica. 

Yendo más allá, nos podemos preguntar que origina el viento, pues bien, el viento se produce cuando existen variaciones de presión en la atmósfera, lo que se conoce como borrascas (área de bajas presiones) y anticiclones (área de altas presiones). Estos fenómenos son a su vez producidos por diferencias en la temperatura del aire, que a su vez depende del modo en que las radiaciones solares inciden sobre la atmósfera y los movimientos de rotación de la tierra.

Las olas se rompen al acercarse a la orilla porque la profundidad disminuye. Como consecuencia la ola viaja más despacio y la cresta aumenta su altura. Llega un momento en el que la parte de la ola sobre la superficie viaja más rápido que la que viaja bajo agua, la cresta de desestabiliza y cae contra el suelo produciendo ese ruido sordo y constante que tanto nos relaja.


Tipos de olas

Las olas, cuando llegan a tierra firme pueden ser de tres tipos, mar de fondo o swell, olas de viento y mixtas.

El mar de fondo o swell son olas que originariamente se crearon por incidencia del viento en alguna área del océano, pero que a medida que viajan por el mar dejan de estar afectadas por el viento que las originó, se alisan y se ordenan, pero mantienen su tamaño. Son generalmente olas de calidad porque cuando llegan a la costa lo hacen sin necesidad que haya un viento que puede ser bastante molesto para surfear , además, en su travesía por el océano, estas olas se han ido ordenando, y separando entre sí de modo que el intervalo entre ola y ola aumenta, siendo de esta manera el baño más cómodo con olas mejor definidas.

Las olas de viento son las que llegan a la costa sin tiempo para ordenarse. Esto es así porque se originan cerca de la costa por vientos que la afectan desde que se crean mar adentro hasta que rompen en la playa. Son olas de peor calidad ya que no han podido ordenarse, llegan con muy poco intervalo entre ola y ola, lo que puede ser muy molesto a la hora de remontar, también es molesto el hecho de que llegan a la costa acompañadas por fuertes vientos que hacen el baño desapacible. Son por lo general olas pequeñas.

También puede ocurrir que las olas que llegan a la costa sean el resultado de ambos tipos de olas, es decir que se asocia un mar de fondo con un fuerte viento en la costa dando lugar a un tipo de ola mixta. En ocasiones también se pueden asociar varios swells procedentes de distintas partes del océano.

Características de las olas











Altura o tamaño
La altura es la distancia entre la cresta y la base o valle de la ola. Es quizá el parámetro más importante para describir las olas, y generalmente la podemos calcular a ojo mirando la ola de frente cuando va a romper. Se suele medir en metros, pero también se puede usar el cuerpo como referencia para medir las olas, por ejemplo "por la cintura", "por el pecho", "por la cabeza", etc... Hay lugares, como en las Canarias o Hawaii donde se miden las olas mirándolas desde atrás.

Las olas ganan altura conforme se acercan a la costa. A medida que la profundidad disminuye el fondo va empujando la onda hacia arriba, hasta que llega a un punto donde la profundidad es insuficiente para que la ola continúe, y el empuje hacia arriba es tanto que la ola se inestabiliza y rompe.

La altura significativa es un concepto creado para la predicción de olas que equivale a la media de altura de un tercio de las olas mas grandes en un determinado espacio de tiempo.

Periodo o intervalo
Periodo es el tiempo medio en segundos que transcurre entre que las crestas de dos olas consecutivas pasan por un punto fijo. Un intervalo alto puede significar dos cosas, ambas positivas, un tamaño de olas grande ya que a mayor altura la distancia entre la cresta de dos olas consecutivas es mayor, o, independientemente del tamaño de las olas, un mar de fondo con olas ordenadas. Se considera un periodo alto al que supera los 9-10 segundos, aunque esto dependerá también del tamaño de las olas.

Longitud de onda
Es la distancia entre las crestas de dos olas consecutivas. Al igual que con el periodo, a mayor distancia mejor.

Dirección
La dirección es el sentido en el que se propagan las olas en el mar y está relacionado con la dirección del viento que las originó. Contra más frontal sea la dirección de las olas respecto a la orientación de la costa mayor tamaño tendrá la ola al romper.

Fuerza
La fuerza es la violencia con la que rompe la ola al llegar a la costa. Una ola con fuerza es la que rompe de manera hueca, formando tubo. La fuerza depende del tamaño de la ola, la energía que lleve consigo y en buena parte del fondo sobre el que rompe la ola así como el punto de marea. Un cambio brusco en la profundidad del fondo puede producir una elevación repentina de la altura de la ola y que esta rompa con fuerza, por el contrario un fondo que vaya elevándose de manera gradual hará que la ola rompa mas suavemente.


Sin lugar a dudas las olas son el ingrediente principal del surf. Parte del deporte de hacer surf, es buscar las olas más grandes e interesantes, para que nuestra diversión sea mayor.
La dificultad de este deporte radica tanto en la velocidad como en el tamaño y la forma de las olas. Las olas adecuadas para ser navegadas al estilo del surf son aquellas que evolucionan y rompen desarrollando la pared y la espuma progresivamente hacia la derecha o hacia la izquierda. Si las olas rompen sobre una superficie de roca y con poca profundidad serán más adecuadas para la práctica del Bodyboard. Para identificar las condiciones adecuadas para la práctica del surf se utiliza la descripción de diversos elementos o partes de la ola:

Pared: es la parte de la ola que, al levantarse, levanta una superficie de agua sobre la línea horizontal, en diversas angulaciones o incluso en vertical. Es la parte de la ola sobre la cual el surfista navega.

Labio(Lip): es la parte de pared y espuma que cae inmediatamente sobre el tramo de comienzo de la pared y el tramo sobre el que acaba.
Brazo: (en inglés shoulder, hombro): es el volumen de agua que posee pared, es decir la longitud de la parte surfeable de la ola.
Hueco: partes de la pared y el brazo que adquiere una presencia cóncava, en la que se puede proyectar gran velocidad sobre el cuerpo del surfista al pasar con la tabla sobre ellas.
Tubo: espacio del hueco que queda envuelto bajo la caída de un labio en movimiento rizado como consecuencia del avance y rotura de la ola.
Cresta: parte superior de la ola.

Se nombran varios tipos de ola en atención a su forma:

Orillera: rompe muy cerca de la orilla y es peligrosa por colisiones contra el fondo.
Hueca: es el adjetivo que reciben las olas cuya forma se levanta creando una sección cilindroide, donde la configuración de vectores de fuerzas permite una navegación más enérgica sobre la tabla.
Tubera: ola hueca que rompe rizándose sobre sí misma de tal manera que define un espacio cilíndrico completo, dentro del cual se puede seguir controlando la navegación sobre la tabla bajo el labio de agua que cae de la parte superior de la pared de la ola.
Fofa: en España, se llama así a las olas que no rompen huecas, o las que son casi todo espuma.
Barra: es aquella ola que rompe cayendo largas secciones de la ola al mismo tiempo, cerrando la pared de forma brusca, lo que las hace olas no aptas para surfear.



El tamaño de las olas en surf se mide dependiendo de la cultura donde nos encontremos:

Por detrás, al estilo clásico hawaiano como se hace en Canarias;
Por la parte de delante: de ras de mar al punto más alto de la cresta, como suele hacerse en el resto de España;
Comparándola con las partes del cuerpo humano (ola de hombros, ola de cintura, ola de hombre y medio). En la costa norte de la península ibérica, se suele usar la palabra "metro" para una medida similar a un hombre erguido y encorvado, es decir la altura media de un surfista en acción sobre la ola.

El comportamiento de las olas varía mucho según el fondo sobre el que rompan:

sobre la arena. Son olas normalmente menos violentas, ya que las formas de los bancos de arena o taros suelen ser poco acusadas, moldeados constantemente por la acción de las mareas, las corrientes y las olas; en consecuencia ofrecen menos resistencia a los golpes de mar y a las olas. Los bancos de arena no son completamente estables y las olas de arena de algunos sitios no son las mismas todos los años.
arrecifes de roca (olas de roca). Son las más estables, cuando las condiciones del mar traen buenas olas, junto a las de coral.
arrecifes de coral. Tienen fama de ser las mejores olas, ya que la acción constante de los duros animales espongiarios y los corales que viven bajo estas rompientes moldea un obstáculo que se adecua de una forma casi mágica al movimiento de la ola. Suelen ser huecas y fuertes, muy apreciadas para el surf.


Mención especial para la ola  de Lloret única en las Islas Canarias, en la Playa de las Canteras, es un tubo de 2 a 3 metros de gran velocidad que se ve pocas veces.



Wave Garden revoluciona el surf de olas artificiales

Se trata de la ola artificial para surf más larga del mundo, y su calidad, forma y velocidad son adecuadas para los surfistas más exigentes.


La nueva instalación a tamaño real ya se encuentra operativa para tests y demostraciones, y genera las olas surfeables más largas y de mejor calidad del mundo jamás hechas por el hombre.

La nueva laguna de surf, ubicada en el País Vasco, genera olas en forma de tubo perfecto que rompen durante más de 220 m sin perder ni su fuerza ni su forma. Se trata de la ola artificial para surf más larga del mundo, y su calidad, forma y velocidad son adecuadas para los surfistas más exigentes.

José Manuel Odriozola, CEO de Wavegarden, comentaba al respecto: “Estamos encantados de poder mostrar al mundo nuestra nueva instalación de test, y esperamos que revolucione la manera en la que la gente surfea. Históricamente el hecho de surfear ha estado limitado por factores geográficos, pues solo se puede practicar en ciertos lugares de la costa, durante el día y depende en gran parte de factores como el oleaje y las condiciones meteorológicas. Con Wavegarden, ahora tenemos la posibilidad de ofrecer una experiencia de surf auténtica en cualquier lugar donde se pueda construir una laguna.”

El equipo de ingenieros de Wavegarden, expertos y apasionados surfistas, han trabajado durante casi una década para crear una laguna artificial de surf que genera olas consistentes, y de forma perfecta, para surfistas de todos los niveles. Esta revolución en el surf, ofrece olas surfeables de calidad a cualquier hora del día y en cualquier temporada del año gracias a que se controlan casi todas las variables inherentes a la práctica del surf en el océano.

La tecnología patentada por Wavegarden utiliza un “perfil hidrodinámico” que corre por el fondo de la laguna creando una onda a lo largo de la misma. Esta onda se curva al llegar a las orillas, creando dos olas perfectas que viajan a lo largo de la laguna, rompiendo hacia la derecha y hacia la izquierda respectivamente. Cuando el generador de olas se para en uno de los extremos de la laguna, las bahías que hay a final de la misma transforman la energía restante en suaves espumas; ideales para niños, y clases de iniciación al surf. El generador de ola entonces rota 180º grados sobre sí mismo y empieza el camino inverso, generando otra vez dos olas idénticas en sentido opuesto.

La nueva ola tiene una altura de 1m20 (si la medimos de frente), y ofrece tubos de unos 20 segundos de duración que no pierden su potencia ni su forma a lo largo de todo el trayecto. La tecnología está diseñada para generar 120 olas por hora con una potencia media de 270 kW. Esta tecnología ya ha demostrado, a través de programas de simulación avanzados, poder generar olas de cualquier tamaño y longitud en función del tamaño de la laguna. El tamaño y el recorrido de la ola que se ve en los vídeos se encuentran limitados por el tamaño de la laguna que, debido al escaso terreno disponible en la sede de Wavegarden no ha podido hacerse de mayor tamaño. Esta instalación, la primera de este tipo, se está utilizando para realizar tests y continuar con el desarrollo e investigación, por lo que no se prevé su apertura al público de momento.


Fuente:
http://www.playasycosta.com
http://www.todosurf.com
http://curiosidades.batanga.com
http://es.wikipedia.org
http://www.surfcitydonostia.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada