domingo, 10 de agosto de 2014

El mapa del amor para mujeres ‘Preciosas’

Carte_du_tendreOKLa Carte de Tendre se encuentra en la novela “Clélie, histoire romaine”, 
escrita por Madeline de Scudéry en 1654.


Para poder leer este Mapa del Amor para mujeres hay que recuperar la inocencia, y no sé si estamos a tiempo. Se puede viajar por río, o cruzar aldeas y colinas hasta llegar al Amor, que recibe el nombre de Tierra Desconocida, y está al Norte.

Se llama Tierra Desconocida porque, en este mapa, el Amor puede ser de cualquier manera: Amor a uno, o mil hombres. Amor a otra, o mil mujeres. Amor a un único hombre para siempre… Da igual. Su autora lo dibujó hace casi cuatrocientos años, y lo hizo con mimo, pensando en que sirviera para el modelo que elijas.

Antes de iniciar el viaje, hay que saber que el mapa lo dibujó una mujer francesa del S.XVII. Y que es uno de los primeros ejemplos de lo que se llamó cartografía sentimental. La bella Carta de Tendre es el resultado de la imaginación sumamente refinada de Madeline de Scudéry (1607-1701) cuyo salón era muy frecuentado los sábados en aquel París donde la élite social se reunía y discutía de literatura, política y poesía.

Scudéry formó parte de un grupo literario que recibió el nombre de Las preciosas,muchas veces señalado como precursor del feminismo. Eran mujeres que se ilustraban en secreto, porque en aquel tiempo el conocimiento estaba prohibido a las homínidas.

Sobre el amor, Las preciosas fueron las primeras en entenderlo como algo en lo que la mujer también podía decidir. Pensando en ello, Scúdery dibujó en su mapa las aldeas, ríos y colinas dónde había que detenerse para el viaje.

Scudéry escribió voluminosas novelas galantes, entre ellas Artamène ou le Grand Cyrus (1649-1653), la novela más larga de la literatura francesa y Clélie, histoire romaine (1654-1660), dónde se encuentra la Carte de Tendre.

El viaje por el Mapa del Amor se inicia al Sur, en un lugar llamado Nueva Amistad. De ahí, a pie, con un nuevo amigo, es posible llegar a Gran Espíritu, donde generalmente comienza la estima por el otro. En el comienzo del viaje hay que visitar todo lo que arropa el amor. Para Scudery y Las preciosas, esos adornos llevan estos nombres: Bonitos Versos, Nota Galante y Nota Dulce, fundamentales en aquellos tiempos en los que una carta de amor se escribía despacio y con tantos caracteres como soportara la pluma.

Enseguida, y para poder seguir avanzando, hay que cruzar Sinceridad, Gran Corazón, Generosidad, Respeto y Bondad, que son todos ellos vecinos de Ternura. Sin pasar por Bondad, no es posible seguir avanzando.
En esta frontera, el mapa ofrece volver a empezar.

Dice Scudéry que, en este punto, justo cuando se divisa El Mar de los Peligros: “Si es preciso, Señora, y si le place, es posible volver a Nueva Amistad e iniciar el camino, con otro amor, hasta Ternura”.

El mapa ofrece una ruta distinta. Desde Nueva Amistad, es posible ir a Complacencia y, enseguida, a una aldea cuyo nombre es Pequeños Cuidados. Vecina de Asiduidad de la que Scudéry dice: “Este lugar está en el mapa para hacer entender que los pequeños cuidados no bastan solo algunos días, si no que han de ser asiduos”.

Si nada se interpone en el camino, y dejas a un lado las rocas de Orgullo, el mar de la Enemistad y el Lago de la Indiferencia, por río o trazando pequeños caminos, tendrás que cruza el Mar de los Peligros y habrás llegado al Amor. Siempre, en todo momento, es posible volver a empezar.


Fuente:
http://hominidas.blogs.quo.es



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada