miércoles, 8 de enero de 2014

Kingdom Tower: el edificio más alto del mundo




El multimillonario príncipe saudí Alwaleed bin Talal construirá el edificio más alto del mundo en la ciudad portuaria de Jeddah, en el Mar Rojo. El jeque levantará la torre Kingdom Tower, nombre del futuro hito arquitectónico, tras firmar un contrato de 4.600 millones de riales (en torno a 870 millones de euros y 1.230 millones de dólares) con el Bin Laden Group.

La edificación, que tendrá más de 1.000 metros de altura y tardará cinco años en completarse, será el centro de la futura Ciudad Reino. Un proyecto de 5.300.000 metros cuadrados que la compañía Kingdom Holding, propiedad del príncipe saudí, construye al norte de Jeddah.

Cuando esté terminada, la cima de la Kingdom Tower estará 173 metros más alta que la del que es actualmente el edificio más próximo al cielo, la torre Burj Jalifa, en Dubai, de 828 metros de altura. Ésta fue construida por Emaar Properties con una inversión de 1.000 millones de euros.


Diseño de la firma estadounidense Adrian Smith + Gordon Gill
Alwaleed bin Talal. | Reuters


La torre en Jeddah, que incluirá un hotel, apartamentos exclusivos, condominios de lujo y oficinas, será diseñada por la firma de arquitectos estadounidense Adrian Smith + Gordon Gill, tal y como ha anunciado desde su sede en Chicago.

El príncipe Alwaleed, sobrino del rey saudí Abdullah, ha informado de que el edificio tendrá unos 1.000 metros, pero que la altura final es un secreto bien guardado. "Serán más de 1.000 metros, pero la cifra concreta es secreta y pocos la conocen", ha agregado.

Tras conocerse esta noticia, las acciones de Kingdom Holding han subido un 2,55% en la Bolsa saudí. La compañía argumenta que la firma Jeddah Economic, que posee el 33,35%, ha sido creada expresamente para construir la torre. Abrar International Holding Co. también tendrá la misma participación, mientras que Bin Laden Group poseerá un 16,63% y el empresario Abdurrahman Sharbatly, un 16,67%.
La futura Ciudad Reino competirá con Dubai en altura

Arabia Saudí ha emprendido proyectos multimillonarios para mejorar su infraestructura. Jeddah, la segunda mayor ciudad del país, con alrededor de cuatro millones de habitantes, ha denunciado en boca de sus autoridades el abandono al que está sometida. Graves inundaciones han afectado a la urbe en 2011, dañando el 90% de sus carreteras y más de 27.000 edificios, que según los residentes fueron mal construidos.


Fuente:
http://www.elmundo.es



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada