lunes, 9 de septiembre de 2013

La sombra del NO...


“No puedo… no debo… no tengo ganas… no sé.
No, no, no... ¿Siempre dices «no»?
Ahora entiendo por qué se te ve tan triste.
Has dejado instalado en tu interior el «NO», y la sombra de esa palabra es alargada.

Destiérrela de una vez por todas o acabará paralizándote”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada