domingo, 29 de septiembre de 2013

Azul cobalto, Blu cobalto, Negramaro



Es azul el mechón que me queda en los dedos cuando estiro,
retuerzo y saboreo el tiempo
que juntos vivimos.

Y es azul, Azul cobalto
la carne enredada en el tic tac caliente
de todos los relojes que te llevas contigo”




En el mundo de la pintura, el cobalto es conocido especialmente por su tonalidad azul. Sin embargo, este pigmento, que en la antiguëdad se extraía de un mineral, posee muchos y diversos matices, de amarillo a rojo, y de azul a verde y, antiguamente, también se usaba para colorear cristal y cerámica. Su nombre procede de los duendecillos mineros kobold (mitología germana). Para conocer su procedencia, debemos remontarnos al pasado, a mucho antes de nuestra era.














Azul cobalto o azul de cobalto es la denominación de una serie de coloraciones de pinturas para uso artístico que se comercializan con ese nombre, que presentan un azul que puede ir de muy oscuro a claro, con una saturación débil a intensa.

También se ha llamado azul de cobalto o azul cobalto a los pigmentos minerales que se elaboran con aluminatos y silicatos de cobalto, y con mezclas de fosfato de cobalto y alúmina, que son la referencia originaria del color pictórico del mismo nombre.

La forma más antigua del pigmento azul de cobalto es el «azul de esmalte», que consiste en vidrio con óxido de cobalto. En la antigüedad se conocían varias fórmulas para obtenerlo; se lo ha hallado en objetos procedentes de Egipto, de Micenas y de Persia; en Egipto ya se lo usaba en el siglo XVII a.C.

Para la fabricación del azul de esmalte se comenzaba por tostar minerales de cobalto, a fin de obtener óxido de cobalto. Luego se fundía este óxido con cuarzo y potasa (o con vidrio), de lo que resultaba un material vítreo de color azul oscuro intenso, que se pulverizaba al sumergirlo en agua fría. Tras lavar y moler este material para homogeneizarlo, se obtenía el pigmento que constituía el azul de esmalte. Para que conservara un color intenso no se lo debía moler demasiado finamente, por lo que tendía a ser áspero y granuloso.

Hacia mediados del siglo XVI, el azul de esmalte ya era utilizado por los cristaleros de Bohemia, que tal vez habían aprendido el método de los fabricantes de vidrio venecianos. La fabricación industrial del azul de esmalte se remonta al siglo XVI en Sajonia. Bajo la forma de vidrio de potasa coloreado con cobalto y pulverizado se usó hasta el siglo XVIII, principalmente para mejorar el volumen y acelerar el secado del vidriado de la loza, para dar color azul al vidrio y como pigmento pictórico. Para este último uso, el azul de esmalte es poco cubritivo y también poco colorante, aunque estable ante la luz y los ácidos.

En 1974 y 1975 se detectó aluminato de cobalto en objetos provenientes del antiguo Egipto, lo que demostró el uso de azul cobalto auténtico (azul Thénard) en el Egipto dinástico. Sin embargo, la técnica para obtenerlo se perdió hasta su redescubrimiento en el siglo XVIII.

En la primera mitad del siglo XVIII el químico suizo Georg Brandt consiguió aislar el componente azul del esmalte, comprobando que se trataba de cobalto. Este descubrimiento permitió el avance de la investigación sobre los pigmentos basados en este elemento, ya que hasta ese entonces se desconocía cuál era, de todas las sustancias presentes en la mena de cobalto, la que producía el color azul. En 1777, J. G. Gahn y K. F. Wenzel redescubrieron accidentalmente el aluminato de cobalto, mientras que en 1795 el químicoJoseph Leithner desarrolló para la manufactura de porcelanas de Viena un barniz azul de arseniato de cobalto y alúmina, a veces llamado «azul Leithner».

A principios del siglo XIX, Jean-Antoine Chaptal, Ministro del Interior de Francia y presidente de la Société d'encouragement pour l'industrie nationale («Sociedad para el fomento de la industria nacional») de ese país, designó al químico Louis Jacques Thénard para que buscase un sustituto económico para el color azul ultramar que se elaboraba con lapislázuli, cuyo precio era demasiado elevado. Thénard intentó resolver el problema estudiando los procedimientos de la manufactura de porcelana de Sèvres. Observó que el vidriado azul de la loza se hacía con arseniato de cobalto, y ensayó entonces un método que consistía en calentar al rojo arseniato y fosfato de cobalto con alúmina. Así fue como obtuvo el llamado azul cobalto o azul Thénard, el cual notó que podía prepararse en matices e intensidades variables modificando las proporciones de los componentes de su fórmula. Thénard probó el pigmento azul cobalto en diferentes medios (goma, óleo), comparándolo con una muestra de ultramar de alta calidad y exponiéndolo a una luz intensa durante dos meses, tras lo cual no encontró cambios en las muestras de azul cobalto ni diferencias entre éstas y el ultramar. Únicamente el uso de goma en lugar de óleo producía una ligera modificación.

A pesar de que Thénard juzgó al azul cobalto como suficientemente económico en comparación con el azul ultramar natural al que debía reemplazar, tenía de todas formas un precio bastante alto. Sin embargo, debido a su hermoso color fue adoptado de inmediato, iniciándose su producción en Francia, en 1807.

Más tarde, se descubrieron otros colores a base de cobalto. Fue así, como a finales del siglo XVIII surgió la combinación de verde cobalto con óxido de cinc. A lo largo del siglo XIX, se elaboraron el azul cerúleo verdoso, el violeta cobalto, el rojo cobalto y el amarillo cobalto respectivamente con óxido de estaño, fosfato, óxido de magnesio y óxido de potasio. Hoy en día, el rojo y el amarillo se han substituido por pigmentos de cadmio más sólidos. Los otros colores aún se utilizan en la actualidad y son famosos por su excelente resistencia a la luz.
Vincent van Gogh, le expreso a su hermano Teo, "El Cobalto (azul) es un color divino y no hay nada tan hermoso para poner en la atmósfera o alrededor de las cosas.


Vincent Van Gogh. Retrato del Dr. Gachet (1890), Museo d'Orsay, París


Gracias a las cartas de Vincent a su hermano Teo sabemos que en éste retratro de su amigo el Dr. Gachet uso azul cobalto.

"Me pareció en verdad tan enfermo y descorazonado como tú o yo, y es de más edad y perdió hace algunos años a su mujer; pero es muy médico y su profesión y su fe lo sostienen, sin embargo. Somos ya muy amigos [...] Trabajo en su retrato, la cabeza con un gorrito blanco, muy rubio, muy claro, las manos también con una encarnación clara, un frac azul y un fondo azul cobalto, apoyado sobre una mesa roja, sobre la cual hay un libro amarillo y una planta de digital con flores púrpuras. Sigue la misma línea de sentimiento que mi retrato, que cogí cuando me vine para aquí. El señor Gachet se ha vuelto un fanático de ese retrato y quiere que yo haga uno para él, si puedo, completamente igual, y yo estoy de acuerdo".



Negramaro - Blucobalto







Fuente.

http://es.wikipedia.org
http://www.rembrandt.royaltalens.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada