lunes, 5 de agosto de 2013

La Luna asoma, Federico García Lorca; Claro de Luna, Beethoveen; Luna, Ana Gabriel



Cuando sale la luna 
se pierden las campanas 

y aparecen las sendas 

impenetrables. 
  Cuando sale la luna, 
el mar cubre la tierra 
y el corazón se siente 
isla en el infinito. 
  Nadie come naranjas 
bajo la luna llena. 
Es preciso comer 
fruta verde y helada. 
  Cuando sale la luna 
de cien rostros iguales, 
la moneda de plata 
solloza en el bolsillo.







Luna, tu que lo ves, dile cuanto le amo 
Luna, tu que lo ves, dile cuanto lo extraño 
Esta noche se que el esta 

contemplándote igual que yo 

a través de ti quiero darle un beso 
tu que sabes de soledad 
aconséjale por favor 
de que vuelva convéncelo te ruego 


Luna, tu que lo ves, dile cuanto es que sufro 

Luna y dile que vuelva porque ya es mucho 

Tu que sabes en donde esta 

acaríciale con mi amor 

dile que el es a quien yo mas, mas quiero 

Tu que sabes por donde va 

ilumínale con tu luz 

su sendero porque quizás 
no es bueno, no es bueno 
quizás no es bueno 
y dile que lo quiero 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada