martes, 19 de febrero de 2013

Atlanterhavsveien, increíble autopista en Noruega


La Carretera del Atlántico, Atlanterhavsveien en noruego, es una sección de la Carretera Nacional 64 (VD 64) situada en la zona costera al norte de Hustadvika y se puede decir que es una de las más bellas y espectaculares del planeta. La carretera conecta las poblaciones de Averøy y Eide, situadas en la región de Møre og Romsdal. La longitud total del tramo es de 8,274 kilómetros.   

Este camino se encuentra entre la ciudad de Kristiansund hasta la villa de pescadores de Bud y se ha ido consolidando poco a poco como una de las mejores autovías para recorrer en todo el mundo. Esta espectacular vía está construida sobre varias islas pequeñas e islotes; es un recorrido fantástico a través puentes que se retuercen sobre el mar en escorzos imposibles,  siendo el más destacado el Puente Storseisundet, hasta llevar a los que van por ella hasta el Océano Atlántico, lo que es toda una experiencia diferente.


La idea de construir esta vía de comunicación data del siglo XIX, cuando se pensó construir un ferrocarril. Esta idea se abandonó para plantearse una ruta terrestre en 1970. Su construcción comenzó en 1983 y su inauguración tuvo lugar el 7 de julio de 1989. Por si los 8.724 metros de la carretera del atlántico pudieran parecer pocos como para merecer un viaje merece la pena saber que para poder surcarla hay que llegar a ella a través del Atlanterhavstunnelen, el túnel del atlántico. Seis kilómetros (exactamente 5.727 metros) por uno de los túneles más profundos del planeta, ya que llega a discurrir a 250 metros por debajo del nivel del mar.





El mas famoso de todos los puentes que recorren la carretera es el Puente Storseisundet, construido siguiendo un trazado curvo que lo convierte, al margen de su valor como obra de ingeniería, en una autentica pieza escultórica. Sus 23 metros de altura permiten que los barcos puedan hacerse a la mar independientemente del nivel de la marea.


La carretera tiene una vista al mar abierto, lo cual es raro en las carreteras a lo largo de la costa noruega. Se pueden ver los fiordos y las montañas cercanas a la carretera. Esta espectacular ruta se convirtió rápidamente en una atracción turística, pasando a convertirse en patrimonio cultural siendo clasificada como Ruta Turística Nacional. La carretera del Atlántico (Atlanterhavsvien) fue votada como “la construcción noruega del siglo XX” en 2005.



 Sin dudas, esta carretera Atlanterhavsveien, hace que sea mucho más fácil conocer estas aguas del Océano Atlántico en este lugar, ya que durante siglos fueron de las más odiadas y aterradoras entre los navegantes. Sin embargo, al conducir por este lugar se debe ser muy cuidadoso porque es común que tanto los locales como los turistas se detengan a pescar directamente desde el borde de ella. De hecho uno de los planes favoritos que los turistas hacen en este lugar es hacer viajes organizados para ir a atrapar peces como el bacalao y otros de agua salada. También algunos, un poco más aventureros, aprovechan las corrientes fuertes y las aguas limpias para ir a hacer un poco de buceo y ver toda la vida marina que se puede ver en esta parte del Océano Atlántico. Si se tiene un poco de tiempo se aconseja alquilar una cabaña en una de las islas y simplemente disfrutar del paisaje y la tranquilidad.






Fuente:
aryse.org
serturista.com
mibrujula.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada