lunes, 20 de octubre de 2014

Lo que no sabías sobre la gravedad...





La gravedad es una de esas cosas que damos por sentado en la Tierra, pero sin duda es algo bastante más complejo de lo que la mayoría piensa –la idea de la manzana de Newton cayendo del árbol–. Si quieres aprender más del tema, no dejes de leer estos datos curiosos sobre la gravedad.

Bajar a Tierra es difícil

En el caso de los astronautas, la vuelta a la gravedad puede ser difícil para sus cuerpos: sin gravedad se atrofia la masa muscular y se pierde masa ósea. Por esta razón, al volver a la Tierra necesitan tiempo para recuperarse: la presión sanguínea tiene que adaptarse al patrón terrestre en el que se necesita un esfuerzo más grande que en el espacio. Además de las consecuencias físicas de los viajes al espacio, también hay dificultades psicológicas de adaptación; aunque parezca gracioso, muchos astronautas olvidan que las cosas no flotan aquí. 

Para pesar menos: Plutón

Puede que Plutón ya no esté considerado un planeta, pero es una buena opción si lo que queremos es pesar menos: una persona de 68 kilos tan solo pesaría 4.5 kilos allí. Esto se debe a la gravedad del planeta, cuyo punto contrario es Júpiter, en el que la misma persona pesaría 160 kilos.

Marte, el planeta que más visitamos, nos dejaría pesando unos 26 kilos, ya que la atracción gravitatoria de Marte es un 38% de la de la Tierra.

La gravedad no es pareja

Incluso en la Tierra, la gravedad no es pareja ya que el planeta no es una esfera perfecta y su masa se distribuye de forma desigual. Eso genera pequeñas irregularidades en la gravedad, como la que sucede en la bahía de Hudson, en Canadá, donde la gravedad es menor que en otros sitios.

Sin gravedad algunos virus y bacterias serían más fuertes

En el espacio, algunas bacterias son mucho más peligrosas que en la Tierra, por ejemplo aquellas que causan envenenamiento por comida, que se vuelven hasta tres veces más potentes. La falta de gravedad afecta al funcionamiento de los genes y las proteínas de algunas bacterias como la de la salmonela. Así que el riesgo real no está en las bacterias del espacio, sino en las que ya tenemos cuando salimos al exterior.

Agujeros negros en el centro de la galaxia

Los agujeros negros son uno de los objetos más destructivos del universo. Se suelen encontrar en el centro de las galaxias, y nada puede escapar a ellos y su fuerza gravitatoria. En general, no plantean un peligro para nosotros, pero lo cierto es que cada un tiempo determinado el agujero negro envía una llamarada de energía, lo que implica que las estrellas y los planetas no están lo suficientemente cerca del agujero negro como para satisfacer su necesidad.



Fuente:
http://www.culturizando.com







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada