sábado, 25 de octubre de 2014

De mi, Camila

Nunca había sentido algo así,
la vida me mantuvo siempre en paz,
llegaste a abrir las puertas del dolor
y a regalar la soledad.

Tu piel envenenó mi corazón,
dejándome en completa oscuridad
y así en lugar de olvidarte yo,
te fui queriendo mucho más.

Y ahora estás aquí.
Viéndome sufrir.
Dime, ¿cómo debo hacer
para olvidarme de tus besos
y sacarte para siempre de mi?
De mi... De mi... De mi...

Lo supe en el momento en que te vi,
quererte iba a dolerme de verdad,
pero volví a mirarte y comprendí,
que iría contigo hasta el final.

Y ahora estás aquí.
Viéndome sufrir.
Dime, ¿cómo debo hacer
para olvidarme de tus besos
y borrar tu nombre de mi?
De mi... De mi... De mi...

Intente alejarme.
No pensarte más, no pensarte más.
Me dolió entregarme,
como nunca... lo hice jamás.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada