viernes, 27 de junio de 2014

Viaje, Alfonsina Storni




Hoy me mira la luna 
blanca y desmesurada. 

Es la misma de anoche, 
la misma de mañana. 

Pero es otra, que nunca 
fue tan grande y tan pálida. 

Tiemblo como las luces 
tiemblan sobre las aguas. 

Tiemblo como en los ojos 
suelen temblar las lágrimas. 

Tiemblo como en las carnes 
sabe temblar el alma. 

¡Oh! la luna ha movido 
sus dos labios de plata. 

¡Oh! la luna me ha dicho 
las tres viejas palabras: 

«Muerte, amor y misterio...» 
¡Oh, mis carnes se acaban! 

Sobre las carnes muertas 
alma mía se enarca. 

Alma ?gato nocturno? 
sobre la luna salta. 

Va por los cielos largos 
triste y acurrucada. 

Va por los cielos largos 
sobre la luna blanca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada