domingo, 27 de octubre de 2013

Manos de niño, Carmen Bermúdez





¿Dónde están tus manos de niño?

tus pequeñas manos

que olían a sudor fresco y a goma de borrar

buscando amoroso nido entre las mías

mientras mi corazón hallaba abrigo entre las tuyas.




Tus manos, como dos pájaros,

llenas de alegres trinos

para mis días tristes

rodeando mi cuello,

vistiendo de domingo el almanaque.

Tus manos, dulces apéndices,

pequeñas hadas danzando en el aire

iluminadas

tocando mi rostro

llenando de besos la estancia.




Miro esas manos de hombre

que ya no me pertenecen

ajenas a mí, extrañas,

donde un día habitaron

esas pequeñas manos de niño

que ya nadie acariciará.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada