lunes, 19 de agosto de 2013

¿Por qué crepita el fuego?



El calor hace que se evapore rápidamente el agua del interior de los elementos disminuyendo el volumen ocupado y haciendo que las paredes exteriores se contraigan y se resquebrajen haciendo un característico ruidito (crip-crip) denominado "crepitar".



El calor producido por la combustión de objetos como la madera hace que las moléculas de agua que se encuantran en su interior pasen rápidamente a estado gaseoso. La consecuencia de este cambio de estado en el agua es la disminución de su volumen. La consecuencia lógica devenida es la originación de un efecto vacío que precipita las paredes sólidas exteriores hacia el interior.


La contracción de la capa exterior de la madera puede llegar a rescabrajarla produciendo un característico sonido que denominamos crepitar.




Tú eres mi sueño despierto, eres todo lo que es real para mí 
Eres la magia en el mundo que veo 
Usted es la oración que cantar, que me trajo a mis rodillas 
Usted es la fe que me hizo creer

Sueños en el fuego, cada vez mayores 
pasiones encendidas a la derecha en la pira









Fuego en el fuego son tus ojos dentro de mí
Cuando te veo sé que entiendo todo de tí
¿qué es lo que quieres tu de mí?
¿qué es lo que buscas tú de mí?
Dejas tu huella en mi corazón,
Yo te siento así.
Quiero morirme, en tus brazos desfallecer,
Quiero sentirte cuando tu pecho se va a encender
Como dos pequeños volcanes,
Quiero sentirlos en mis manos;
Donde tu instinto se una al mío, encontrarnos allí...
Y las almas se unirán.
La noche es casi perfecta, disfrutaremos la vida los dos
Porque estamos buscando amor y el no espera.
Es la emoción más directa que hay
Mas, no será infinita porque
Somos fuego en el fuego y ya
Estamos quemándonos.
Fuego en el fuego, esta pasión, la tuya y la mia;
Es casi un juego ya, mezcla de música y fantasía.
Hace subir las emociones, todas las sensaciones;
Sube hasta el sol y, que por tu piel, lo más dulce que hay
Y las almas se unirán.
La noche...
Abrazado a tí llenaré mi piel de tu calor latino,
Yo te sentiré, así te sentiré.
La historia es esta. la noche es casi...
Somos fuego en el fuego hoy,
Somos fuego en el fuego hoy.







El mundo

Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.
A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado,desde allá arriba, la vida humana. Dijo que somos un mar de fueguitos.
 - El mundo es eso. Reveló -. Un montón de gente, un mar de fueguitos.
Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y hay gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.

El libro de los abrazos, Eduardo Galeano



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada