domingo, 14 de julio de 2013

¿Sufres de algún TOC? Los 10 Trastornos Obsesivos Compulsivos más comunes.

 Una persona que no puede dejar de lavarse las manos de una forma determinada, que debe controlar si está cerrada la puerta, o si la llave del gas está abierta. Una persona que teme, sufre y se angustia por la posibilidad de que le pase algo a un ser querido. Una persona que sufre este tipo de rituales que no puede controlar, ni evitar, es alguien que sufre el Trastorno Obsesivo-Compulsivo o Desorden obsesivo compulsivo (TOC).



Los Trastornos Obsesivos Compulsivos, comúnmente conocidos como TOC son trastornos de ansiedad que modifican la vida cotidiana de quien los sufre. Estos trastornos se caracterizan por pensamientos recurrentes y constantes que afligen y preocupan al sujeto que tiene esta irregularidad en su carácter. Esta compulsión somete a un individuo aparentemente sano a una conducta repetitiva y persistente, llevándolo a sentirse culpable de dicho comportamiento e impotente al no poder controlarlo. Estos desórdenes necesitan de ayuda profesional para ser superados y controlados. Los que observan estas conductas, creen que el individuo que los sufre, los produce voluntariamente, pero en realidad son pensamientos que invaden su conciencia y afectan su bienestar físico y social.

Lavadores Compulsivos
Los lavadores son personas que su ansiedad se relaciona con la contaminación de su cuerpo y el contagio de enfermedades a través de los objetos que tocan y, por lo general, son objetos que se encuentran fuera de su hogar. Una de las características de este TOC es la frecuencia con que las personas se lavan las manos: este “ritual” puede ser llevado a cabo reiteradas veces durante el día. Usan la ropa una sola vez y la ponen a lavar; el aseo de su hogar es altamente meticuloso y, por lo general, usan guantes y desinfectantes en cada ocasión de limpieza.

Los verificadores
La obsesión de estas persona es cerciorarse repetidamente sobre una condición sobre la cual se piensa se sufrirá un accidente o un evento desafortunado. Un ejemplo común es la cantidad de veces que se revisa la cerradura de una puerta antes de salir para comprobar que la misma quedó bien cerrada, para evitar el ingreso de ladrones. También puede darse al constatar en repetidas oportunidades que todos los electrodomésticos y llaves de gas estén perfectamente desconectados y cerrados para evitar incendios. Estas personas se hallan con un temor desmedido e irracional de provocar daño a sí mismos y a otros a causa de un incorrecto control, por lo cual verifican constantemente todo objeto de preocupación.

Somáticos e Hipocondríacos
Cuando una persona sufre compulsiones obsesivas constantes con respecto a su estado de salud pueden ser ubicados en la categoría de somáticos e hipocondríacos. Ellos tienen un gran temor infundado a desarrollar y padecer una grave enfermedad que ponga en riesgo su vida.
Viven en constante alerta ante la aparición de nuevos síntomas que afecten su condición física. Permanentemente verifican su estado de salud, controlan su ritmo cardíaco con frecuencia, toman su temperatura corporal varias veces al día e inspeccionan minuciosamente su físico para encontrar pequeñas anomalías que pudieran degenerar en una enfermedad terminal. Los verificadores somáticos hablan permanentemente de sus supuestas enfermedades.

Los perfeccionistas
Hay personas que son extremadamente autoexigentes y considerablemente críticas de ellos mismos, se preocupan por detalles mínimos e insignificantes, irrelevantes para su vida cotidiana, con la necesidad abulta de hacer sus tareas de una manera perfecta. Estas personas se las clasifica como perfeccionistas dentro de los trastornos obsesivos compulsivos. Necesitan aprender y saber cosas muy triviales y su autoexigencia puede llevarlos a límites estresantes ya que sus metas pueden ser muy difíciles de sostener en el tiempo. Algunos ejemplos de este trastorno pueden ser obtener las mejores calificaciones y mantenerlas, sobresalir en el ámbito laboral o ser el mejor del equipo.

Los acumuladores
Los acumuladores compulsivos son las personas que coleccionan grandes cantidades de objetos descartables sin ningún valor y de los cuales no son capaces de desprenderse sin ayuda profesional. Estas personas sufren ante la pérdida de un objeto aunque éste sea inútil o insignificante. En general, los acumuladores viven rodeados por todos los objetos que coleccionan al punto tal que la limpieza y el aseo personal y el de la vivienda en la que se encuentran pasa a un plano totalmente secundario. Esto les genera vergüenza y perturbación, pero no logran deshacerse de los objetos con los cuales han entablado un lazo afectivo muy difícil de romper.

Atormentados y obsesivos puros
Existe una categoría de trastorno obsesivo compulsivo que no tiene características físicas visibles del modo reiterativo o convulsivo, sino que se trata de un trastorno que ocurre en la mente del individuo y tiene que ver con procesos reiterativos mentales. Los sujetos que sufren de esta perturbación se los denomina atormentados y obsesivos puros. Experimentan reiterados pensamientos de índole negativo que resultan de una naturaleza incontrolable y angustiante. Esta obsesión por las ideas negativas no es voluntaria, sino que estos pensamientos invaden la conciencia de la persona sin que esta pueda hacer algo para evitarlo. El sujeto que sufre de este trastorno confronta una lucha interna para librarse de los pensamientos agobiantes, llevándolo a una instancia de agotamiento mental y frustración.

Superticiosos
Estas personas generalmente presentan un alto grado de paranoia y una alteración significativa en la percepción del pensamiento mágico, el cual es una manera de pensar basada en la fe y la imaginación. 


Esta distorsión de la realidad los lleva a creer que los pensamientos negativos y cierta verbalización de los mismos pueden causar daño a ellos mismos o a otros, en especial a los seres queridos. Una de las características de este trastorno es la realización de acciones repetitivas a manera de ritual con el propósito de contrarrestar sus pensamientos negativos y como consecuencia disminuir el daño que se pudiera causar.

Filosófico-religioso
Hay personas que se encuentran excesivamente preocupadas por la posibilidad de cometer una afrenta religiosa, pecado o un acto en contra de sus creencias y filosofía de vida. Estos individuos se los agrupa dentro de las obsesiones filosófico-religiosas y continuamente siente la necesidad y la pulsión por confesar pecados que nunca cometieron o "pecados" de naturaleza pueril. La culpa los obsesiona y los preocupa y las consideraciones a nivel de conciencia moral son extremadamente agobiantes. Demuestran actos compulsivos como confesarse ante un sacerdote o autoridad máxima de la religión a la cual pertenecen. Rezar y arrepentirse de sus pecados y malas acciones son una de las características más notable de este Toc.

Dubitativos e indecisos
Sufren de este trastorno los individuos que presentan una intolerancia a la incertidumbre al punto tal que los afecta en su modo de vivir. Las personas con este TOC, tienen grandes conflictos ante situaciones que merecen una reflexión previa para tomar una decisión. Los contextos ambiguos e inciertos generan un alto grado de ansiedad bloqueando cualquier posibilidad de toma de decisiones. El miedo excesivo a cometer errores y la falta de confianza al momento decidir paraliza a la persona y detiene la viabilidad de acción, dejando al individuo en un lugar incómodo y frustrante. El paciente que sufre este TOC necesita la mayor predictibilidad y control de los eventos para reducir su temor y ansiedad.

Obsesión por la comida
En esta categoría se pueden mencionar la Anorexia y Vigorexia, por citar un par de ejemplos. Las personas afectadas con anorexia modifican sus dietas eliminando todos los alimentos que contengan grasas y calorías en exceso para no aumentar de peso. Tienen una distorsión severa de su imagen. 
En el caso de la vigorexia, la persona que sufre esta condición ejercita en forma excesiva su musculatura ya que cree que nunca está lo suficientemente bien desarrollada. La distorsión del cuerpo en ambos casos es tal, que el plan alimenticio y la rutina diaria de los individuos con este TOC se ven afectada ya que todas sus actividades están focalizadas en modificar la apariencia de sus cuerpos.


Fuente:
http://www.ehowenespanol.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada