lunes, 4 de febrero de 2013

Sobre literatura infantil y juvenil, entrevista a Fran Nuño...




"¿Y si las historias para niños fueran de lectura obligatoria para los adultos?

¿Seríamos realmente capaces de aprender lo que, desde hace tanto tiempo, venimos enseñando?"


José Saramago


"Trasteando" en la red sobre literatura infantil, tema que me resulta muy interesante tanto a nivel personal como profesional, me encontré con esta entrevista.
Espero que sea de vuestro interés...

 
FRAN NUÑO

Fran Nuño nació en Bilbao en 1973 y vive en Sevilla desde los diez meses de edad. Es escritor, dinamizador cultural y librero-editor. Ha recibido varias menciones en importantes concursos, tanto por su obra literaria como por su labor a favor de la lectura. Es autor de más de veinte libros publicados en distintas editoriales, casi todos de literatura infantil-juvenil, entre ellos Cuentos con traje de domingo, Memorias de un marcapáginas, Caja de botones, Pies, zapatos y… zapatillas, Nuevos colores, Magos muy majos, Teatro en la cocina, La hora de los relojes, El Gran Mago del Mundo. Es también autor de Manual de técnicas de animación a la lectura y de los poemarios dirigidos a público adulto Deambulaciones y Fotografías contigo al fondo. Ha participado, como autor o editor, en varias antologías poéticas y sus obras de teatro infantil, recogidas varias de ellas en su libro ¡Cuánto teatro!, se representan habitualmente en colegios y teatros. Ha sido traducido al gallego, catalán e inglés.



      Además de ser escritor, tienes una librería, ¿qué nació primero, el librero o le escritor?

Profesionalmente hablando nació antes el librero, pero respecto a mi afición por los libros nació antes el escritor, ya que empecé a escribir historias con 9 o 10 años…

      Además de tus facetas profesionales, sabemos que eres un gran defensor de la lectura ¿qué actividades realizas habitualmente relacionadas con el fomento de las lectura entre los más pequeños?



Pues realizo sesiones de narración oral, talleres para explicar cómo se hace un libro, encuentros con lectores de mis libros, recitales de poesía… Además tengo publicado un Manual de técnicas de animación a la lectura (publicado en 2010 por Berenice. Grupo Almuzara), dirigido a educadores principalmente, y ahora estoy terminando uno dirigido a padres, que si todo va bien saldrá en primavera.

      ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste en tu niñez y te dejó marcado para siempre?

Te podría nombrar muchos, pero uno del que guardo muy grato recuerdo es Las aventuras de Arthur Gordon Pym, de Allan Poe. Fue una lectura obligatoria en el colegio y disfruté de lo lindo… Creo recordar que fui el primero de la clase en terminarlo, pues no podía parar de leer…

      Escribes para niños y para adultos ¿para quién es más difícil hacerlo?

Puede parecer a priori que escribir para adultos es más difícil, pero para mí es más complicado escribir para niños (o procurando que les guste a los niños). Cuando escribo para adultos no tengo que preocuparme por las palabras que utilizo y cómo las utilizo, digamos que tengo todo el idioma a mi disposición. En cambio, para la literatura infantil tengo que tener más cuidado con todo ello. Lo que sí es verdad es que disfruto mucho más con la literatura infantil-juvenil, por eso me dedico a ella principalmente.

      Son ya varios los títulos de Literatura Infantil y Juvenil que tienes publicados ¿qué te llevó a escribir para niños?



Sí, la verdad es que ya me voy acercando a la veintena de títulos publicados en este género. Siempre digo que quien me animó a ello fue el libro Cuentos por teléfono, del gran Gianni Rodari. Fue un libro que descubrí tarde, con más de veinte años, pero me hizo ver otra forma de contar y a partir de ahí empecé a investigar en este mundo y a escribir buscando historias que también les pudiera gustar a los más jóvenes.

   ¿Cómo nace y crece un libro en la mente de Fran Nuño hasta que ve la luz?

Pues primero nace, como un chispazo, una idea... y nunca sabes dónde te va a pillar. Una vez que tengo la idea, intento averiguar para qué género puede ir bien: álbum ilustrado, poesía, cuentos, novela, teatro… Y cuando tengo elegido el género me pongo a trabajar en ello hasta que doy por terminado el proyecto. Después viene el proceso de buscar la editorial a la que mejor le puede encajar en su línea el futuro libro. Hay veces que este proceso dura más y otras veces es más inmediato, todo depende del proyecto en sí.

También puede ocurrir que tenga una idea, pero no es el momento ideal para ella o no veo claro para qué me puede servir, por lo que tomo nota, la guardo y queda a la espera de que en algún momento recurra a ella para algún nuevo proyecto.

Cuando alguna editorial me encarga un libro o intento buscar una idea para algún tema del que me apetezca escribir, entonces el proceso es distinto. Empiezo a barajar posibilidades hasta que doy con la que me parece más apropiada o me gusta más.

     ¿De cuál de los títulos LIJ que has escrito te sientes más orgulloso?

Es una pregunta que me hacen mucho los niños en los encuentros que tengo con ellos y siempre me es muy difícil contestar. En realidad, siempre les respondo que mis libros son como “hijos” y que a todos los quiero por igual. No obstante, contigo me voy a mojar un poco… Podría decir La hora de los relojes (publicado en 2011 por Faktoría K de Libros. Grupo Kalandraka) y El Gran Mago del Mundo (publicado en 2012 por Cuento de Luz). El primero porque consiguió una mención especial del jurado en el Premio Ciudad de Orihuela en 2009 y me permitió publicar con la editorial Kalandraka, que desde hacía tiempo me apetecía mucho hacerlo. Y el segundo porque fue traducido al inglés y fue mi entrada al mercado anglosajón, aparte de recibir un premio al mejor ilustrador, Enrique Quevedo, en Estados Unidos.


      Con el ilustrador Enrique Quevedo has publicado ya dos títulos con una gran aceptación, incluso internacional ¿tenéis algún proyecto futuro de nuevo juntos?

Enrique Quevedo y yo nos conocimos gracias a la editorial Kalandraka, pues fue elegido como ilustrador para La hora de los relojes, y entre los dos nació una gran amistad y una admiración mutua por nuestro trabajo. Eso ha hecho que formemos y consolidemos sin pretenderlo en un principio un tándem artístico-literario para abordar distintos proyectos. Ahora en primavera saldrá nuestro tercer libro juntos, Luces de Feria (Ed. Cuento de Luz), que también se traducirá al inglés, y para el próximo otoño ya estamos preparando un nuevo álbum, además de tener en la “nevera” otro proyecto aún por concretar editorial. Igualmente, tenemos en mente abordar la novela gráfica dirigida a público adulto, pero aún es un proyecto a largo plazo.

Digamos que aunque cada uno tenga sus proyectos en solitario o con otros autores e ilustradores, Enrique y yo tenemos un plan de colaboración conjunta para cada cierto tiempo presentar al público un nuevo libro firmado por ambos.

      ¿Qué piensas del panorama de la Literatura Infantil y Juvenil en la actualidad?

Tengo una visión muy positiva en general. Creo que hoy los jóvenes lectores pueden encontrar una gran oferta de títulos, temas, autores, ilustradores… y con editoriales que en la mayoría de los casos cuidan mucho sus publicaciones. Es verdad que también nos podemos encontrar libros que no tienen tanto nivel, pero entre tanta variedad es normal que esto ocurra… Pero para eso están los educadores, dinamizadores, libreros, bibliotecarios… para ayudar a descubrir a los lectores todas las joyas que nos podemos encontrar en la literatura infantil-juvenil actual…

  Por último ¿qué consejos darías a un escritor que desea iniciarse en el mundo de la LIJ?

Le aconsejaría que tenga paciencia y que lea e investigue mucho, que conozca bien el mundo de la literatura infantil-juvenil. Después que corrija bastante, que hasta que no esté verdaderamente satisfecho con su trabajo no lo muestre a un editor. Y una vez que crea que tiene listo el proyecto no se desilusione con el primer rechazo editorial que reciba… El camino no es normalmente fácil y hay que trabajar mucho hasta obtener los resultados que te permitan dedicarte profesionalmente a la literatura infantil-juvenil.Como dice Woody Allen: El 90% del éxito se basa simplemente en insistir. 
JOSE CARLOS


Fuente: 
http://sonandocuentos.blogspot.com.es/

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada