jueves, 20 de diciembre de 2012










La Gruta del Lago Azul es un monumento natural cuyo interior está formado por estalactitas, estalagmitas y un enorme y maravilloso lago azul.
Está situada en cercanías de Bonito, en el estado de Mato Grosso del Sur, Brasil.
La gruta fue descubierta en el año 1924. No se conoce demasiado sobre el origen del agua en el lago (se cree que proviene de un río subterráneo) y se estima que la profundidad total alcanza unos 90 metros.
El agua se vuelve de color azul, especialmente hermosa cuando el sol incide a través de un agujero en el techo de la cueva, y hace que ésta brille.
En 1992, una expedición franco-brasileña buceó en las cuevas y se encontró con una gran sorpresa: un yacimiento subacuático tremendamente rico en fósiles, de la era del Pleistoceno. En él había  miles de huesos de mamíferos gigantes que  yacían  en el fondo de la gruta; desde tigres dientes de sable a perezosos gigantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada