viernes, 26 de diciembre de 2014

Ella camina en la belleza, Lord Byron





Ella camina en la belleza, como la noche 
De cimas despejadas y noches estrelladas 
Y lo mejor de lo oscuro y lo brillante 
Se encuentran en sus rasgos y en sus ojos 
Así, suavizados bajo la tierna luz 
Que el cielo al llamativo día niega

Una sombra más, un rayo de luz menos 
Tenían la mitad de la mermada e innombrable elegancia 
que las olas con las que todos los cuervos 
trenzan de suaves haces de luz, oh, su rostro 
Donde los pensamientos suave y dulcemente se expresan. 
Qué pura, qué querida para ellos su morada

Y en su mejilla y en su ceja, 
Tan suave, tan calma y aún elocuente 
La sonrisa que gana, los tonos que resplandecen, 
Pero dile de los días de bondad pasados 
Una mente en paz con todo por debajo,

¡Un corazón cuyo amor es inocente!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada