domingo, 1 de diciembre de 2013

Poema sobrecogido, Extremoduro

Quise mirar,

y entré dentro de mi interior

y entonces me di cuenta

de que hay alguien más

metido en esta habitación,

y escucho lo que piensa.


Hay, en el vacío,

un reflejo mío,

que me habla de otras cosas

de un ambiguo rosa y de sentir

que me habla desde dentro

y me dice que voy lento y corrí


Y de este desvarío

sé que ha anochecido


Si se va

mi cuerpo se evapora y pierde solidez

y flota en el vacío de la soledad

y mi mente no sabe adonde se va a agarrar,

si estoy loco perdío


Al respirar

el aire entra y luego se va

y ya no es nada mío

pero algo cambió en mi manera de pensar

y ya no soy el mismo


Sueño con que me dé

salgo y no hay nada


Y veo que algo me crece y ya no me apetece mirar

a tiempo pasado pues no tengo pensado regresar ...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada