martes, 12 de noviembre de 2013

Mira el mar, siempre el mar, Gerardo Diego; Sirenes, Claude Debussy




Mira el mar, siempre el mar. Es el eterno,

Infatigable, obrero, batihoja,
que va puliendo el agua hoja tras hoja
y legando a la playa su cuaderno.


Rítmicos siempre, pero nunca iguales,
el viento va extendiendo con su pluma
los versos blancos de rizada espuma
que avanzan paralelos y triunfales.


Jamás le ha de fallar ritmo ni rima,
ni imagen justa ni materia prima.
muere un verso en la arena y otro escribe.


Aprende su alfabeto y deletrea
mi poema que en él eterno vive.
Yo para ti lo pienso y él lo crea.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada