miércoles, 6 de noviembre de 2013

Canción de los remos, José Ángel Buesa




I

Quizás olvidaremos, pues siempre hay que olvidar;
pero escucha los remos, cantando sobre el mar...

Bajo este cielo claro tu alma llega a la mía,
como la luz de un faro desde la lejanía.

Así como la espuma pasará este momento;
nuestra ilusión se esfuma, como la espuma al viento;

Pero en el alma sola, sin un gran amor la llena,
hay algo de la ola y hay algo de la arena.


II

Náufrago de su espanto, piloto de su hastío,
el mar canta en su canto que ya tu amor es mío.

Yo soy la vela rota que da al aire su duelo,
y tú eres la gaviota que va a estrenar su vuelo.

Pero aún quedan futuros que yo desconocía
en tus ojos oscuros donde nunca es de día.

Aún hay algo postrero mas allá del olvido,
y en tu amor recupero todo lo que he perdido.


III

Ni digo que te quedes ni quiero que te vayas,
pues soy como las redes tendidas en las playas.

arroyo de ternuras hazme tuyo en lo mío,
llenando de agua pura mi cántaro vacío.

Ya mi voz tiene un eco; ya mi voz no se pierde...
Por eso el tronco seco retoña la hoja verde.

Y así mi vida espera la gracia de un retoño,
como la primavera que ilumina un otoño.

Por eso aunque olvidemos que siempre hay que olvidar,
¡ oye cantar los remos sobre el dolor del mar!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada