jueves, 4 de julio de 2013

Playas de crisal, vertederos en plena costa...




Todos alguna vez  paseando por alguna playa  hemos visto esos pequeños y desgastados trozos de cristales de colores, que erosionados por el mar, brillan como pequeñas gemas sobre la arena. Muchos incluso, en la infancia, aterosaraban estas pequeñas joyas como si de un preciado tesoro se tratase.
Estos cristales desgastados, no son más que el fruto de la contaminación a la que sometemos a la naturaleza. Botellas de vidrio que acaban en el mar y que con el paso del tiempo, acaban por hacerse añicos y que, con el tiempo, el oleaje deposita en las playas. Curiosamente, el mar transforma nuestra dejadez en algo bello con su peculiar y natural reciclaje. En casi todas las playas del planeta se pueden encontrar estos cristales, pero hoy os traigo cuatro ejemplos que destacan del resto por el elevado porcentaje de cristales que contienen. Esto se debe, ni más ni menos, a que en las cercanias existe o existía un vertedero de basuras. Hay que tener en cuenta que el reciclaje del vidrio todavía no es una práctica extendida en muchos paises y que millones de botellas acaban todos los años flotando a la deriva en mares y océanos. 
Al ser el vidrio un material inerte, la naturaleza es capaz de “reciclarlo”, sin causar demasiados males en la fauna o el entorno. Aprovecho el post para recordar que esto no sucede con el plástico, y que miles de animales mueren todos los años a causa de las bolsas de los supermercados o de los plásticos de los packs de latas. En nuestra mano está el ir con un poco de cuidado con este tema para que esto no suceda.

 La playa de los Cristales o el Bigaral en la costa del Cabo Peñes



Situada en Antromero, al sur de Luanco, se encuentra una cala conocida como la playa de los cristales. Es de pequeñas dimensiones, unos 70 metros de largo por aproximadamente 30 metros de ancho; aunque el conjunto de la cala, entre punta y punta de la costa que la resguarda, es de unos 210 metros. Su nombre original es playa del Bigaral, debido a que en la antigüedad debió ser muy abundante en bígaros.
El origen de los cristales
La cala fue utilizada durante decenios como vertedero de residuos entre los que abundaban las botellas de vidrio. Con el tiempo se pudo eliminar el vertedero de la playa; sin embargo la acción del mar había roto las botellas y el vidrio terminó formando una playa en la que la arena ha sido sustituida por cuentas de cristal pulidas y redondeadas. Lo que no deja de ser una ironía de la naturaleza, ya que el cristal se hace a partir del dióxido de silicio (SiO2) que es el componente básico de la arena.


En días de Sol el efecto es sorprendente ya que la arena refleja destellos de distintas tonalidades, verdes, marrones, blancos. Precisamente en esta bellaza está la maldición de la playa, ya que los visitantes terminan llevándose los cristales más hermosos y brillantes como recuerdo, con lo que en unos años se podría terminar con una playa formada por arena normal, pequeños cantos con restos de cristalitos diminutos.

Aunque sea un caso especial no resulta único. En la costa norte de la península, donde la acción del mar redondea los cristales de las botellas con rapidez, existen otras playas de cristales. Un ejemplo lo encontramos en Laxe que también cuenta con una Playa de los Cristales.



Playa de Laxe (Galicia)


 Laxe ha sigo galardonado en el año 2008 como municipio turístico gallego, resulta uno de los pueblos más emblemáticos de “A Costa da Morte” siendo una villa típica marinera. El mismo pueblo posee uno de los arenales más bellos y extensos de este litoral, playa que ha conseguido en el año 2009 la Q de calidad y posee la bandera azul


 Lo característico de esta zona, como su propio nombre indica es la Costa, con sus abundantes y salvajes playas, sus parajes naturales con multitud de rutas de senderismo, sus faros, los diferentes yacimientos megalíticos, así como las diferentes rutas de cruceiros o pazos.





Playa de Mendocino. (California)


Los residentes de la zona de Fort Bragg, convirtieron sus costas en su basurero particular durante 18 años, de 1949 a 1967, arrojando sus desperdicios sin ningún tipo de control al mar en la zona que llamada en tiempos The Dumps (Los vertederos). Fue un vertedero público en el que se arrojaron, entre otras cosas, miles de botellas de vidrio de todos los colores. 

En 1967, el comité de calidad del agua de la costa norte de Estados Unidos prohibió que se siguieran arrojando desperdicios al mar y cerraron el lugar. Estuvieron hasta el año 2002 limpiando la playa, desde entonces las olas y la marea han estado puliendo y devolviendo a tierra las miles de toneladas de vidrio que la gente tiró sin ningún pudor al mar, convertido en lo que vemos.
Ahora, más de 30 años más tarde, la “madre naturaleza” ha recuperado esta playa. Años de acción de las olas golpeando han depositado toneladas de vidrio pulido en la playa.

La playa fue recientemente adquirida por el estado de California y es un espacio protegido. Con el objetivo de preservar la belleza artificial del lugar, no se permite a los visitantes llevarse consigo trozos de vidrio. 







Glass Beach, Hawaii

Incluso en lugares paradisiacos como Hawaii, existen estas playas. Esta en concreto es una de las más famosas de las islas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada