sábado, 29 de junio de 2013

La siesta ya no existe en España, según «Der Spiegel»

La publicación alemana asegura que el Gobierno ha eliminado esta práctica porque nuestro país «ya no podía darse el lujo de "holgazanear" en medio de una bancarrota nacional»

La siesta ya no existe en España, según «Der Spiegel»
Una persona echándose la siesta en el sofá
 
La siesta no existe en España desde el año 2012. Al menos es lo que asegura el diario alemán «Der Spiegel». Al parecer, la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI, exigieron el Gobierno poner fin a esta práctica tan habitual entre los españoles a raíz del primer rescate bancario.
Esta llamativa afirmación va aún más allá. El periódico alemán asegura que llegó un momento en el que España «creía que ya no podía darse el lujo de ‘holgazanear’ en medio de una bancarrota nacional». La publicación explica que «durante siglos, los habitantes de los países del sur de Europa» han llevado a cabo esta práctica. Dice que los trabajadores abandonaban las oficinas y se iban «a casa a descansar para evitar el estrés». De hecho, asegura que esta práctica ha sido sagrada durante siglos pero, ahora, esta situación «idílica» ha terminado.
Para sorpresa de los españoles, «Der Spiegel» también afirma que no es la primera vez que la siesta es puesta en duda entre los gobernantes. Según el diario, «en 2005, el gobierno del entonces presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, eliminó la siesta para los funcionarios públicos» con el objetivo de invertir ese tiempo «de manera más productiva». Al parecer, el Gobierno socialista señaló entonces que «hoy en día con aire acondicionado hace que sea más fácil de seguir trabajando a pesar del calor».
Pero la crisis no ha sido la única causa por la que supuestamente se ha eliminado la siesta en España. «Der Spiegel» asegura que también se ha hecho para que los ciudadanos inviertan ese tiempo de sueño en «compras y de restaurantes», para aumentar el consumo y «los ingresos fiscales».
El resultado de la supuesta prohibición es, según «Der Spiegel», unos ciudadanos que han cambiado «su arte de disfrutar la vida por más trabajo y más consumo». Y puntualiza: «muchos protestaron» contra la medida «pero fue en vano».


Fuente:
http://www.abc.es 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada