jueves, 27 de junio de 2013

Horrores Humanos: Canibalismo, los casos más sonados en los últimos tiempos.


 
 
Canibalismo es el acto de comerse a un individuo de la misma especie; la palabra alude a la tribu caniba, habitantes del Caribe que devoraban a sus enemigos. Cuando un ser humano se come a otro se denomina antropofagia. La antropofagia ha sido practicada con fines rituales, de supervivencia o como un acto criminal. Los asesinos antropófagos han existido en diversos países y en diferentes épocas; por lo general, comen partes del cadáver después de asesinar a alguien.

Los métodos que utilizan son muy variados. Unos mordisquean partes del cuerpo de sus víctimas, arrancándoselas con los dientes; otros cortan trozos de carne y la degluten cruda; algunos más cocinan pedazos completos para comérselos. Muchos de ellos empaquetan y guardan la carne para consumirla en ocasiones posteriores. Hay los que ingieren también las vísceras y los órganos internos.

La antropofagia está relacionada con un deseo de asimilar y poseer al otro, convirtiéndolo en una parte del cuerpo del victimario. También se le asocia con la fijación oral y la sexualidad bucogenital, ya que muchos asesinos prefieren comerse los órganos sexuales.

En una variante de la antropofagia, las víctimas permanecen vivas mientras son devoradas, e inclusive pueden comerse partes de su propio cuerpo, por voluntad propia u obligadas por sus captores.

Los carniceros y cocineros asesinos se distinguen por su habilidad para desmembrar cuerpos humanos. Esto provoca que algunos investigadores aseguren que se trata de asesinos con ciertos conocimientos anatómicos, probablemente médicos o carniceros. A lo largo de la historia, destazadores y vendedores de carne han utilizado los restos de sus víctimas para comerciar con ellos, haciéndolos pasar por carne de res, venado o cerdo. Una variante de estos asesinos ha cocinado platillos con los cadáveres, mismos que después venden.

A continuación presentamos un recorrido por alguno de los más espeluznantes caníbales de los últimos tiempos:

Fritz Hartmann “El Carnicero de Hannover”
1918-1924, Hannover (Alemania): Fritz Hartmann “El Carnicero de Hannover”, junto con su amante Hans Grans, secuestran y violan a docenas de jóvenes. Luego les cortan la garganta, beben su sangre y esperan a que mueran para destazarlos y venderlos en el mercado. Los huesos los tiran en el parque Herrenhausen. Cuando la policía los descubre, encuentran las cabezas podridas de incontables personas sepultadas en el jardín. Hartmann y Grans son condenados a muerte.


Karl Grossman “El Carnicero de Silesia”
1918, Silesia (Alemania): Karl Grossman “El Carnicero de Silesia”, un mendigo con antecedentes penales por abusar sexualmente de niños, viola y asesina a más de 50 mujeres para después descuartizarlas en el cuarto donde vive. Vende la carne de sus víctimas en el mercado negro, cerca de la estación de trenes. Es arrestado en 1921, cuando los vecinos se quejan por los constantes gritos que provienen de su vivienda. La policía encuentra un cadáver y pedazos de más víctimas. Sentenciado a muerte, se ahorca en su celda.

Yoshio Tachibana
1944 (Japón): Yoshio Tachibana mata y come a varios soldados estadounidenses, junto con otros 11 militares japoneses, durante la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente es juzgado y condenado.

Trinidad Ruiz Mares “La Tamalera”

1971, Ciudad de México (México): Trinidad Ruiz Mares “La Tamalera” asesina a su esposo y después lo despedaza; el motivo es el maltrato físico y psicológico, al cual él la somete de manera cotidiana. Con sus restos cocina tamales, un alimento a base de maíz con relleno de carne y salsa. Lo vende en un puesto del mercado. Cuando es detenida, la policía encuentra la cabeza de la víctima en una cubeta. Es sentenciada a 40 años de prisión.



Issei Sagawa “El Caníbal del Bosque de Boulogne”

1981, París (Francia): Issei Sagawa “El Caníbal del Bosque de Boulogne”, asesina con un disparo a la joven estudiante holandesa Renée Hartevelt, de 25 años de edad. Luego viola su cadáver, lo descuartiza y se come varias partes, entre ellas el clítoris, los pezones y las nalgas. Guarda bolsas con pedazos de carne en su refrigerador. Es capturado cuando trata de deshacerse de los restos. Juzgado y condenado en Francia, se le extradita a Japón, donde es liberado. Posteriormente se dedica a pintar, escribir, conceder entrevistas y realizar películas pornográficas, donde recrea su crimen.


Martina Zimmerman

1984, Moenchengladbach (Alemania): Martina Zimmerman, una mujer de 28 años de edad con dos hijos, aficionada al ocultismo y la pornografía, mata y descuartiza a su amante, el peluquero Hans Wirtz, durante un ritual sexual en la bañera. Después se dedica a cocinar y comer su carne en varios platillos. Guarda la cabeza en el congelador y en las noches realiza prácticas sexuales con ella. También la coloca en una almohada para dormir en su compañía. Descubierta por la policía, confiesa su crimen y narra los escabrosos detalles. Es sentenciada a 8 años de prisión y después liberada.

Dorancel Vargas “El Comegente”

1998-1999, San Cristobal (Venezuela): Dorancel o también conocido como Dorángel Vargas “El Comegente” mata y se come a 10 personas, a quienes caza en las márgenes del río Torbes. Vargas consume los torsos y entierra las manos, pies y cabeza de sus víctimas. Guarda las vísceras en conserva para comerlas después. La policía encuentra su casa llena de frascos con restos humanos en salmuera. Actualmente está preso.



Armin Meiwes “El Caníbal de Rothenburg”

2001, Rothenburg (Alemania): Armin Meiwes “El Caníbal de Rothenburg”, solicita a través de Internet a una víctima para devorarla. A su llamado responde un ingeniero, Bernd Jürgen Brandes, un hombre ansioso de ser comido. Meiwes le amputa el pene, lo cocina y ambos lo comen. Luego mata a Brandes, lo descuartiza e ingiere, guardando la mayor parte de la carne en bolsas que coloca en su frigorífico. Meiwes graba todo el proceso en video. Durante varios días se alimenta con carne humana. Es capturado cuando la carne se le termina y empieza a buscar otro voluntario a través de Internet; tras un largo juicio, se le condena a prisión perpetua.

Albert Fish "El Hombre gris"

1910 - 1936  (Estados Unidos): Conocido como el "Hombre gris", "El hombre lobo de Wysteria" y posiblemente como "El vampiro de Brooklyn". Él afirmaba haber abusado sexualmente de más de 100 niños, y fue sospechoso de al menos 5 asesinatos que incluían canibalismo. Fish confesó 3 homicidios que la policía fue capaz de investigar para encontrar al homicida y confesó haber acuchillado al menos a 2 personas más. Es condenado a la silla eléctrica y ejecutado en la prisión de Sing Sing el 16 de enero de 1936.



Shen Changyin y Shen Changping
2003-2004 (China): Shen Changyin y Shen Changping, dos hermanos, contratan prostitutas a quienes después asesinan para comerse los cadáveres. Matan a 12 mujeres. Son capturados y sentenciados a muerte.


Gumaro de Dios Arias “El Caníbal de Playa del Carmen”
2004, Playa del Carmen, Quintana Roo (México): Gumaro de Dios Arias “El Caníbal de Playa del Carmen”, un ex militar trastornado, drogadicto y alcohólico, asesina y devora a su amante masculino, Raúl González, en una cabaña a orillas del mar. Cuando la policía lo encuentra, está abrazando el torso putrefacto del cadáver y aún quedan restos de la carne humana que ha comido durante varios días. Es detenido y encarcelado.

Barbora Skrlová “La Devoradora de Niños”
2007, Kurim (Checoslovaquia): Klara Mauerová, Katerina Mauerová y Barbora Skrlová “Las Devoradoras de Niños”, enjaulan a los 2 hijos de Klara. Durante un año se dedican a arrancarles trozos de carne de las piernas, brazos y torso, mismos que comen crudos o fritos, delante de ellos. Son capturadas gracias a la intervención de un vecino que descubre el sangriento ritual por medio de una cámara de vigilancia para bebés que accidentalmente interceptó la señal de la casa de Klara.

José Luis Calva Zepeda “El Caníbal de la Guerrero”
2007, Ciudad de México (México): José Luis Calva Zepeda “El Caníbal de la Guerrero”, asesina a varias mujeres con quienes mantiene relaciones amorosas. En octubre es detenido en su departamento, mientras cocina la carne de su última víctima. La policía encuentra el torso de su novia guardado en un ropero, una caja de cereal que contiene huesos humanos, y mucha carne humana empaquetada, así como ejemplares de los poemarios que escribe y vende en las calles. También posters con la imagen del personaje Hannibal Lecter y varias películas de terror. Calva Zepeda es juzgado y encarcelado, y se suicida en prisión en diciembre de ese mismo año.


 Fuente:
 http://www.culturizando.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada