lunes, 20 de mayo de 2013

Una nota curiosa: El Primer Sex-Shop de la historia

 El primer sex-shop del mundo se instaló en 1962 en la ciudad alemana de Flensburg. 




Beate Ushe, (Rotermund antes de casarse) nació el 25 de octubre de 1919 en Prusia Oriental (Alemania) y en 1939 se casó con Uhse, un piloto alemán que murió en un accidente en 1944.

El hecho de que su marido fuera piloto hizo que ella también lo fuera tiempo después, trabajando en 1944 en una fábrica de aviones. Ella era la encargada de trasladar los aviones en la Segunda Guerra Mundial desde la fábrica hasta donde se necesitaran.

Un año después, durante los últimos días de la guerra, huyó a Alemania oriental. Para su huída, junto con su hijo de dos años, robo un avión militar en Berlín. Aquello le supuso una pena de 12 años durante los que no podría volar. Sin trabajo, finalmente encontró uno en una granja de Schleswig Holstein.

En la granja e inspirada por las mujeres refugiadas con las que trabajaba que temían los embarazos no deseados, y coincidiendo con un período de hambruna, decidió publicar en 1946 un folleto sobre el uso del método Ogino-Knau (regulación de la natalidad).

Nació entonces la Beate Uhse AG, una cosa le llevo a la otra y hoy es la empresa líder europea en productos eróticos. Su evolución se refleja en la evolución de su slogan, en los años 50' era "higiene matrimonial", - en los '80 's que era "más placer en el amor" y ahora, pasado el año 2000, es "aumentar el placer sensual".

El secreto del éxito de Beate Uhse se basó en dos factores principales: de un lado el servicio integral al cliente que se encarga de todo tipo de respuestas a preguntas técnicas, médicas, psicológicas... y de otro, la marca, que se convirtió en moda y estilo de vida.

La antigua piloto de la Luftwaffe, que comenzó vendiendo objetos eróticos por correo llegó a tener un imperio con más de seiscientos cincuenta empleados, distribuyendo a más de quinientas empresas y con una facturación de más de cincuenta millones de euros.


Fuente:
http://www.culturizando.com





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada