sábado, 13 de abril de 2013

Ya lo sabes, Orozco y Luis Fonsi


Qué bonito es entender
que no consiga imaginarme sin tu amor, ya ves,
qué bonito es.

Qué bonito es entender
que cada paso que tú des también yo lo daré, ya ves,
sin preguntarte.

Los silencios nunca quieren ser
los que guarden tanto que perder,
lo que no se puede ver, ya ves,
que no lo quieren ser.

El destino tiene miedo de saber
dónde irá a parar el tren,
dónde irá a caer.
No lo puede ver, ya ves,
que no lo deja ver.

Y ya lo sabes, corazón,
que no hay más gritos que esta voz,
y va tan fuerte que también
se asusta el aire.
Y por el aire te daré
lo más difícil de tener,
la confianza que tú a mí
me regalaste.

Qué difícil es saber
cómo escapar de cada noche en la que tú no estés.
Qué difícil es.

Qué difícil es tener
lo más sencillo y conservarlo bien, ya ves,
también me lo enseñaste.

El principio siempre quiere ser
el que diga cómo debe ser,
porque tiene tanta fe, ya ves,
el tiempo va al revés.

No hay ni un día en que no quiera ser,
ni un segundo en el que no aprender,
ni un minuto más de ayer, no toca perder.

Y ya lo sabes, corazón,
que no hay más gritos que esta voz,
y va tan fuerte que también
se asusta el aire.
Y por el aire te daré
lo más difícil de tener,
la confianza que tú a mí
me regalaste.

Qué bonito es entender.
Qué bonito es saber de ti.

Amor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada