sábado, 6 de abril de 2013

La felicidad de un té contigo, Mamen Sánchez


"El alma no tiene peso. Eso es una mentira inventada por un productor de Hollywood para dar nombre a una película. No tiene peso porque no es de este mundo. Como el amor o el dolor. Es el continente de todas las grandezas que hacen al ser humano parecerse un poco a Dios.


Sin embargo, Asunción escucho perfectamente el ruido que hizo su alma al caer al suelo. Sonó como un cacharro de acero inoxidable rebotando por los escalones de la cocina".

La felicidad es un te contigo es una novela sencilla, muy entretenida, ligera, tierna y realista, narrada en clave de humor. Pretende -y lo consigue- hacerte pasar un buen rato, que desconectes por completo de la realidad y te sumerjas en la historia de un grupo de personajes de lo más variopinto, divertido y alocado. Y entre tanto, entre aventura y aventura, cae alguna que otra reflexión, sobre el matrimonio, la amistad, el amor, la lealtad y el tiempo.



Todo empieza con la desaparición de Atticus Craftsman, hijo de Marlow Craftsman, millonario e importante empresario del negocio editorial. El señor Craftsman se ve obligado a viajar a España para que sea la policía de nuestro país la se encargue de investigar la desaparición de Atticus, momento en el que entra en juego el inspector Manchego, un policía que se pasa el día en la oficina, lidiando con papeleo, cuando lo que de verdad ansía es trabajar en la calle y resolver algún gran caso. Pronto entrarán en escena Berta, Soléa, María, Asunción y Gaby, las empleadas de Librarte, la revista editorial del señor Craftsman en España, y que viendo que su despido es inminente, deciden ponerse manos a la obra y hacer algo por salvar la revista y, de paso, conservar su empleo.
La autora ha cosneguido una mezcla de mezcla de personajes, historias y culturas. Todos los personajes de la historia son gente normal y corriente, con vidas comunes, pero Mamen Sánchez los ha perfilado de tal forma y nos ha contado sus historias con tal humor, que es imposible no empatizar, aunque sólo sea un poco, con ellos. Además, cada personaje nos cuenta un poco de su historia, por lo que nos encontramos con todo tipo de situaciones, que, unidas al desarrollo de la trama (que habla del amor y la vida en general desde una perspectiva fresca, ligera y divertida, a lo que habría que sumar una investigación policíaca), dan como resultado una amalgama interesante de puntos de vista y enredos. No es tan importante la verosimilitud de la trama como lo que los personajes sienten, que el lector los conozca y que, además, se divierta.



No es una novela que pretenda calar hondo en el lector. Busca que te diviertas y disfrutes durante unas pocas horas (porque la novela se lee sola) con su lectura. La prosa de la autora es sencilla y muy adecuada al tipo de personajes que presenta, cuenta con una trama ligera y con algún que otro giro que no está mal, pero, sobre todo, cuenta con unos personajes que, algo exagerados por momentos, saben enganchar al lector.


Fuente:
http://loquequierahoy.blogspot.com.es




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada