sábado, 30 de marzo de 2013

Todos los días de mi vida,




 En noviembre de 1993, Kim y Krickitt Carpentern un joven matrimonio de Nuevo México, sufrió un accidente automovilístico. Como resultado, Krickitt entró en coma, y tras recuperarse del mismo,  perdió la memoria de los 18 meses previos al accidente, incluyendo el haber conocido a su marido, el haberse enamorado y casado con él.
Con una esposa que lo consideraba un extraño, este hombre tuvo que armarse de paciencia y valor, para volver a conquistar a su mujer, algo que tardó en conseguir algunos años más. 


Esta historia de amor que supera la adversidad y el olvido, ha sido llevada a la gran pantalla.
Un film romántico que  sin duda encantará a los amantes del genero. 


 
“Prometo ayudarte a amar la vida,
siempre abrazarte con ternura...
...y tener la paciencia
que el amor exige.
Hablar solo cuando se necesiten palabras...

...y compartir el silencio cuando no.
Y vivir dentro del calor de tu
corazón y siempre llamarlo mi hogar”

(Votos de Paige)





 “Prometo amarte ferozmente...
...en todas las condiciones
ahora y para siempre.
Prometo nunca olvidar que este
es un amor de una vez en la vida.
Y siempre saber, en la parte
más profunda de mi alma...
...que a pesar de los
retos que nos separen...
...siempre encontraremos
el camino de regreso”

(Votos de Leo)








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada