domingo, 17 de febrero de 2013

El maravilloso mundo de las palabras: El origen de 'paz'


 
Del latín “pax” (genitivo “pacis”) y ésta relacionada con el verbo “pacisci” que significa “acordar” o “hacer un trato” (de su participio “pactum” sale nuestra palabra “pacto”). Los romanos a través de conquistas o acuerdos con otros pueblos, por ejemplo formando estados de clientela, establecían la “paz” (pax romana). De ahí que usaban el verbo “pacare” significaba “pacificar” mediante conquista o acuerdo.
Es generalmente definida, en sentido positivo, como un estado de tranquilidad o quietud, y en sentido negativo como ausencia de inquietud, violencia o guerra.

Desde el punto de vista del Derecho internacional, y por extensión de la definición anterior, el término Paz en un convenio o tratado que pone fin a la guerra (como por ejemplo, la Paz de Westfalia).

Puede hablarse de una paz social como entendimiento y buenas relaciones entre los grupos, clases o estamentos sociales dentro de un país. En el plano individual, la paz designa un estado interior, exento de cólera, odio y más generalmente de sentimientos negativos. Es, por lo tanto, deseada para uno mismo e igualmente para los demás, hasta el punto de convertirse en un saludo (la paz esté contigo) o una meta de la vida.

Paz está también en el origen de pacto, que proviene del latín pactum, y que en esa lengua era el participio pasivo de pacisci ‘firmar la paz’. En latín, pactare significaba también pagar un tributo, obligación que suele tocar a los vencidos al cabo de una guerra. Pechar significaba pagar un tributo en castellano antiguo, y en el Río de la Plata, pechar se usa hasta hoy con el sentido de ‘pedir dinero prestado’.

Apaciguar se encuentra ya en el siglo XIII, pero en el siglo XVII hay algunos textos con apazguar, apazguado, que se cruza con pacato para dar como resultado pazguato ‘tonto’, ‘lerdo’ y, en el Río de la Plata y en Venezuela, pajuato, con el mismo significado.

 

Fuente: 
culturizando.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada