martes, 1 de enero de 2013

Reflexión...


Entre prisas y carreras se nos pasa gran parte de la vida, siempre vamos pensando en aquello que haré, eso que compraré, en ese amigo al que ya llamaré... y así va pasando el tiempo, entre prioridades y objetivos cumplidos o no, pero…¿ has llegado a pensar alguna vez si estos objetivos o prioridades serían los mismos si en una visita al medico te dijera que sólo te quedan unos dáis de vida ¿Tendrían otro orden tus preferencias?, ¿seguirían teniendo primacía aquellas metas que te marcaste o que sobre la marcha vas resolviendo?
Creo que si me dieran esa noticia... de forma automática mis preferencias cambiarían, y entonces trataría de hacer aquellas cosas que realemnte son importantes.
Por eso en este año que comienza me hago el propósito de realizar esas cosas que, si se diera la situación antes descrita, me gustaría hacer:

Miraría a mí alrededor, contemplando aquellas cosas que se nos escapan a diario, esa risa de ese niño, ese aire fresco de la mañana, ese amanecer....

Iría a la playa, a "mi playa" y correría descalza por la arena, gritando, con los brazos abiertos a la brisa, sin importarme el que dirán. 

Estaría con mis seres queridos, aquellos que en lo bueno y en lo malo estuvieron siempre conmigo.

Daría esos besos que por una u otra cosa siempre se pierden en el aire...

Aquel amigo que siempre dije que iba a llamar pero no lo hice...recibiría mi llamada.

Trataría de entender a los demás como son, sin intentar cambiarlos.

Intentaría ser mucho más feliz sin preocuparme tanto del futuro.

Expresaría mis sentimientos sin tapujos ni engaños. 

Me entregaría al cien por cien en todo lo que hiciese.

Sacaría más esa niña que llevo dentro.

Intentaría ser más feliz...


Y así, seguro que cada uno de nosotros tendría sus preferencias, sus "nuevas y más importantes preferencias". Pero …por qué dejamos de hacer todas estas cosas, la mayoría no son cumbres inexpugnables, son cosas que tenemos al alcance de la mano y las vamos dejando pasar...
Claro!, nuestros objetivos eran otros y así, vamos perdiendo horas, días...

Me pregunto qué pasaría si no dejamos estas acciones para hacer mañana...
Me pregunto qué pasaría si las hiciéramos ya, si las hiciéramos hoy... 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada