miércoles, 2 de enero de 2013

Lugares increíbles: El Lago Mono.

Los pilares de cal del Lago Mono


Paseamos hoy por otro de esos lugares únicos que la naturaleza y sus azares han creado a lo largo de miles de años. Se trata del Lago Mono, que toma su nombre del Condado en el que se encuentra, en California.
Es un lago alcalino y se calcula que cerca de 280 millones de toneladas de sal se encuentran disueltas en él. El lago se formó hace unos 760.000 años con la erupción de la caldera de Long Valley.
 El lago se encuentra al norte de los cráteres de Mono-Inyo, una serie de pequeños volcanes, curiosamente situados en línea recta. Aunque paulatinamente ha ido menguado, hubo otra época que sus aguas cubrían gran parte de Nevada y Utah, por lo que es considerado uno de los lagos más antiguos de los Estados Unidos.
Su más reciente erupción ocurrió hace 350 años,  producida por el cráter Panum, perteneciente al selecto grupo de Mono-Inyo.
Las condiciones geológicas, en un área volcánica de altitud, producen un extraño paisaje y un asombroso ecosistema, con imágenes que por momentos, parecen irreales. Lo más llamativo, son las torres de toba calcárea que emergen del agua.
El lago está salpicado de columnas pétreas que emergen de sus aguas y que a primera vista nos podrían recordar más a los ariscos paisajes de las costas y acantilados oceánicos, donde las enfurecidas aguas en  su perpetuo vaivén van dando forma a la piedra.


Pero no, aquí las calmadas aguas no son las culpables de estas erosiones tan peculiares. Las rocas de toba son formaciones causadas por la acumulación de carbonatos que emergen del fondo del lago en manantiales borboteantes, y no es que se salgan del agua, si no que el agua bajó hasta dejarlas ver.
Este tipo de formaciones, cuentan nuestros contactos yankies, se pueden encontrar a varios kilómetros de distancia del actual lago y también a varios cientos de metros de altura, lo que indica que antaño el lago tenía unas dimensiones y profundidad realmente impresionantes que comparadas con el tamaño actual, dejan a este como una pequeña charca salada.
Se cree que tamaño actual es el remanente de un lago mucho más grande, por lo que sería de hecho uno de los lagos más antiguos de América del Norte. Lo que vemos hoy, es el agónico lago que sin salida al mar, se encuentra “estancado” en medio de un área de gran actividad.

Pese a su elevada salinidad, que hace que tan solo puedan vivir en sus aguas unos pequeños cangrejos (el famoso Camarón de Salmuera, un pequeño crustáceo que no se encuentra en ningún otro lugar de la Tierra)y algunas algas bien adaptadas, el lago es un santuario para muchas aves migratorias y para los fotógrafos, por lo menos, hasta que dure.


 Otra particularidad del ecosistema del lago son sus moscas, que viven en la orilla, siendo el alimento preferido de aves migratorias que realizan una escala en el lago. Las aguas, por su nivel de salinidad, no poseen otro tipo de vida más allá de un plancton microscópico.

Está rodeado por suaves montañas carentes de la exuberante vegetación del cercano valle de Yosemite, alberga maravillas biológicas como bacterias extremófilas que se alimentan de sustancias consideradas letales para cualquier otro ser vivo, tales como el arsénico.
 
La belleza del lago Mono radica en su singularidad. Su situación geográfica, entre el Parque Nacional de Yosemite y la falda de Sierra Nevada, cordillera que separa California de Nevada, protegen la zona de la contaminación lumínica y ambiental de otras zonas. El visitante comprueba la limpieza atmosférica local cuando, de noche, se multiplican las estrellas en cualquier punto al que se dirija la mirada.
Pero el lago Mono es mucho más. También constituye un símbolo de los riesgos derivados de la gestión irresponsable de los recursos naturales. En 1941, la ciudad de Los Ángeles decidió asegurar su aprovisionamiento de agua realizando trasvases desde el río Owens hacia el acueducto que aprovisiona el sur de California.



Al reducirse dramáticamente el cauce de agua dulce procedente del río Owens, empezó a evaporarse tanta agua de superficie como la cantidad que alcanzaba el lago Mono, lo que redujo dramáticamente su superficie. Los pequeños islotes se convirtieron en penínsulas; el agua, ya salobre, se volvió extremadamente salada; aves y otros animales empezaron a padecer las consecuencias.
Finalmente, el Mono Lake Committee, una organización creada en defensa del lago cuando éste se encontraba, a finales de los 70, en estado crítico, logró el reconocimiento jurídico de esta catástrofe medioambiental, producida por un aparentemente inofensivo trasvase.
La historia del lago Mono desde la segunda mitad del siglo XX expone la fragilidad de los ecosistemas cuando éstos son gestionados sin tener en consideración el impacto medioambiental de la intervención humana.



 




Fotografías de HiDickBiker


 
Fotografía de shan.hegg


 
Fotografía de DimasY


 
Fotografía de Johannes de Jong


 


 
Fotografías de American West Photography


 
Fotografía de Malabooboo




Los primeros habitantes de la zona fueron los Kutzadika’a, descendientes de los Yokut, un grupo étnico que vivió en la zona de Yosemite, concrétamente en el valle de San Joaquín.
Es tal el aspecto que presenta esta asombrosa zona, que ya el increíble  Mark Twain, lo mencionó en su libro de literaturas de viajes, “Los inocentes en el extranjero” realizando la crónica a bordo del buque Ciudad Cuáquera.
Mark Twain mostró su desdén y desprecio hacia un lago que describió como "un horrible desierto sin vida ni árboles... el lugar más solitario del mundo".

captain_john
“El Buzo”, es el título de una foto tomada en el lago, sirvió para el álbum “Wish You Were Here” de los legendarios Pink Floyd. Incluso Clint Eastwood realizó varios tomas en una película, “Altos LLanos“,  protagonizada y dirigida por el mismo. Para la filmación construyó toda una ciudad en las orillas del lago Mono.

Los astrobiólogos de la NASA están sumamente interesados en la vida de este lago. El lago Mono se parece a un lugar en Marte llamado Cráter Gusev, donde los robots móviles Spirit de la NASA aterrizaron en 2004.

Alcalino y hipersalino este asombroso lago de las montañas Mammoth proyecta a cualquier visitante a un submundo que parece no pertenecer al ecosistema de nuestro planeta, quedando en el recuerdo, toda la increíble belleza del Asombroso  Lago Mono.


Fuentes:
http://faircompanies.com
http://tejiendoelmundo.wordpress.com
http://101lugaresincreibles.com
http://elbauldejosete.wordpress.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada